¡Puntazo! (BM. Logroño 30-30 Bidasoa-Irun)

-30- BM. Logroño La Rioja: Krupa (11 paradas), Sánchez-Migallón (3), Kusan (2), Muñoz (5), Kukic (3), Del Arco (3), Garciandia (2) -siete inicial, Montoro (4), Aguinagalde (7 paradas), Castro (2), Rocha, Paredes, Fernández (6), Cadarso y Romeo.

-30- Bidasoa-Irun: Luan, Crowley (2), Beltza, Odriozola (8), Renaud (2), Salinas (4), Popovic (4) -siete inicial-, Cavero, Aldaba (1), Nonó (5), Zubiria, Serrano (1), Azkue (3), Redondo y Lancina

Marcador cada cinco minutos: 2-3, 4-5, 7-7, 8-9, 12-9 y 15-13 (descanso); 17-18, 20-20, 22-21, 25-22, 27-26 y 30-30 (final).

Incidencias: Jornada número 28. Palacio de los Deportes de la Rioja. 2.000 espectadores.

Árbitros: Fernández Pérez e Iniesta Castillo. Excluyeron por parte de los locales a Sánchez-Migallón y Kusan (2). Excluyeron por parte de los visitantes a Beltza, Nonó y Odriozola.

Buen escenario el que ha elegido el Bidasoa-Irun para resarcirse del mal sabor de boca que dejó la derrota de la semana en casa ante el Benidorm. Los de Jacobo Cuétara han sido capaces de rescatar un punto en una de las pistas más complicadas de la liga en un partido muy regular que han comenzando dominando en el marcador.

Los bidasotarras iban a alcanzar su máxima renta de la primera mitad con el 5-7 transformado por Popovic (min 12). El Bidasoa iba a mandar en el electrónico hasta pasado el minuto 22, momento en el que se ha producido la primera ventaja local (10-9). De ahí hasta el descanso, casi todo han sido malas noticias para el conjunto irundarra, que se ha estancado en ataque permitiendo un parcial de 6-1 que obligaba a Jacobo a detener el encuentro (15-10, min 27). La arenga ha surtido efecto y un parcial de 0-3, con Nonó y Rangel como protagonistas, volvía a meter a los amarillos en el choque.

La vuelta de los vestuarios ha dejado un guión similar al de la primera mitad. Los de Cuétara iban a continuar con la inercia de los últimos minutos y no tardaban en voltear el marcador (16-17, min 34). La igualdad ha sido la tónica hasta el final de un encuentro en el que los de Irun han tenido que superar otro momento crítico. A falta de ocho minutos para la conclusión, el local Muñoz subía al marcador un 26-23 que ponía las cosas cuesta arriba.

El Bidasoa se ha vuelto a reponer y el marcador del Palacio iba a reflejar empates a 28, 29 y 30, este último a falta de poco más de 60 segundos. Los dos equipos iban a disponer de ocasiones para mover el marcador, pero ninguno iba a acertar. Primero Garciandia, que disparaba forzado al poste de la portería defendida por Rangel. El último balón iba a ser para el Bidasoa en las manos de Azkue, pero el oriotarra no conseguía sacar un tiro claro. Buen punto.