Peñas


 

Los éxitos del C.D. Bidasoa no se pueden entender sin su afición. Tampoco los malos momentos, que sin ella hubiesen sido mucho más difíciles de superar. Parte imprescindible del club, hoy son más de 1.400 los socios y socias que cubren todas las plazas disponibles en Artaleku. A ellos y ellas hay que sumar la cercanía de miles de aficionados en Gipuzkoa y Euskadi a uno de los clubs de referencia vascos.

En nuestra afición, la figura de las peñas ha resultado clave para impulsar la animación en Artaleku y apoyar a nuestros equipos cuando han jugado lejos de Irun. Base de nuestra afición e imagen del club, son nuestros ‘jugadores’ fuera de la cancha.

 

Peña Bidasotarrak


Se trata de un grupo de aficionados que un día decidió darle forma legal a un sentimiento que une, como es el Bidasoa. Cuando el 2019 llegaba a su fin, se empezó a gestar la Peña que en estos primeros meses ha alcanzado la cifra de 115 asociados, la mayoría de ellos, socios y socias del propio C.D. Bidasoa. Junto a esta línea, también trabajan con empresas colaboradoras, que superan la treintena de firmas y comercios que depositan su confianza en la Peña Bidasotarrak.

Las señas de identidad de la Peña son animar y apoyar siempre al C.D. Bidasoa, sea donde sea, sin límites y además, tener buena relación con las demás aficiones y peñas de otros clubes: esa armonía no está reñida con la pasión que nos identifica a cada club. Poder dar esta imagen es una forma de proyectar una buena imagen de Irun, de Euskadi y sus gentes.

La Peña Bidasotarrak resume su amor al C.D. Bidasoa en un lema: “Cuando peor te vayan las cosas, más te apoyaré, porque será cuando más lo necesites”. Aupa Bidasoa beti!

Peña Bidasoa


La Peña Bidasoa fue la primera agrupación que surgió en torno al C.D. Bidasoa. Con el objetivo de apoyar al club, así como promover y organizar actividades sociales, artísticas, culturales y deportivas de todo tipo, el grupo echa a andar de forma oficial en diciembre de 1990, temporada en la que Elgorriaga Bidasoa levantaría su primera Copa del Rey en Alzira.
Presente en muchos momentos de la historia reciente del C.D. Bidasoa, la Peña Bidasoa, que llegó a aunar a cerca de 200 aficionados en sus mejores momentos, viajó a grandes enclaves de la historia bidasotarra: Augsburgo, Zagreb, Veszprem...
Con sede en la calle Aduana, a lo largo de su historia ha llevado a cabo diversas iniciativas, como el Trofeo a la Regularidad que se solía entregar en la cena de gala de final de temporada en restaurantes de la ciudad.

Artalekuko Hintxak


Artalekuko Hintxak es otra agrupación destacada en la historia del club y tuvo sus años más activos entre mediados de los 90 y la siguiente década. Como consecuencia de la unión de una cuadrilla de amigos y varios jugadores de la cantera bidasotarra, adquirió forma legal definitiva en diciembre de 1996.

Junto a la Peña Bidasoa situada en la zona inferior del sector 7, Artalekuko Hintxak animó al equipo en Artaleku desde la contigua grada 6, que también sirvió como nombre de la revista de mano que editó la agrupación juvenil los días de partido.