Comienzan con victoria (Bidasoa-Irun 26-24 Helvetia Anaitasuna)

26 -Bidasoa-Irun: Rangel (17 paradas y un gol), Kauldi (5), Leo Renaud, Azkue (6, 1 de pen.), Rodrigo Salinas (3), Esteban Salinas (1), Crowley- siete inicial- Gómez, Aldaba, Zabala, Tesoriere, Seri (9), Barthe (1).

24 -Helvetia Anaitasuna: Bols (9 paradas), Etxeberria (1), Vaquer (3), Krsmancic (4, 1) de pen., Bazán, Nantes (6), Barricart (1)- siete inicial- Salazar, Ugarte (3), Goñi, Borja Méndez (1), Ceretta (1), Gastón (3, 2 de penalti) Pujol, Meoki (1).

Árbitros: Raluy y Sabroso. Excluyeron por parte local a Esteban Salinas y por la visitante a Krsmancic y Vaquer.
Marcador cada cinco minutos: 1-2, 3-5, 3-6, 4-6, 6-8, 8-10 (descanso); 9-11, 12-14, 16-16, 19-19, 23-20 y 26-24 (final).

Incidencias: Primera jornada de la Liga Asobal. Artaleku (Irun)

El Bidasoa-Irun ha comenzado el curso sumando dos puntos ante su público. Lo ha hecho ante un Helvetia Anaitasuna que ha mandado en el marcador hasta el minuto doce de la segunda mitad. Los navarros conseguían las primeras rentas importantes y Jacobo Cuétara se veía obligado a detener el encuentro cuando todavía no se había cumplido el ocho (1-4).

Esa iba a ser la máxima renta para los visitantes ante un Bidasoa que tuvo problemas para batir a Bols durante la primera mitad. El octavo gol de los irundarras, obra de Kauldi, cerraba los primeros treinta minutos con ventaja para los de Aniz (8-10).

La segunda mitad ganó en ritmo y la iniciativa pasó a ser de un Bidasoa que subió la intensidad de su 6-0 defensivo. Rudy y Azkue llevaron el peso en el área contraria. El oriotarra cerraba el choque con seis tantos y los digitos del lateral francés, que debutaba con la camiseta amarilla en partido oficial, se disparaban hasta los nueve.

Los bidasotarras conseguían ponerse por delante por primera vez a punto de llegar al ecuador del segundo acto (16-15). Helvetia encajaba bien el golpe y recuperaba el mando gracias a Raúl Nantes, que lideró el ataque de los suyos (18-19, min 19) en la reanudación. Iba a ser la última ventaja de los de Pamplona. Kauldi, a la contra, devolvía las tablas al partido, Rángel detenía el siguiente balón y Rudy volvía a poner al Bidasoa arriba en el electrónico.

A falta de tres minutos para el final, con 23-21, Rodrigo Salinas elevaba la ventaja hasta los tres tantos y terminaba por encarrilar una victoria trabajada. Al final, 26-24, y primeros dos puntos en la jornada inaugural. Así da gusto comenzar la liga.