Victoria cómoda para un Bidasoa que cierra el año con buenas sensaciones (22-16)

Bidasoa-Irun 22: Dejanovic (5 paradas), Cavero (1gol), Trkulja (2), Crowley (2), Iriarte (2), Zildzic, Muiña (3) –siete inicial-, Zubiria (12 paradas), Vázquez (2 ), Gimeno (2), Fuentes (2), Alzaga y Azkue ( 6).

BM. Barakaldo 16: Urretxa (7 paradas), Nieto (1gol), Momeñe (5), Sarasola(1), Borda, Valderrama, Fernández (1) –siete inicial-, Aurrekoetxea (5 paradas), Lucas, Bordegaray, Moreno (1), Piriz (2), García (4) y Ortuondo (1).

Parcial cada 5 minutos: 2-0, 2-1, 4-2, 5-5, 8-6 y 9-8 (descanso); 12-9, 15-10, 16-11,19-12, 22-14 y 22-16 (final).

Árbitros: Gutiérrez Quintano y Elordui Elorrieta. Excluyeron por parte del Bidasoa a Trkulja (11:50 y 26:10), Vázquez (42:43), Zildzcic (40:13), Muiña (57:51) y Fuentes (55:08). Por parte visitante excluyeron a Nieto (14:35) y Borda (17:37 y 57:15).

Incidencias: Partido correspondiente la decimotercera jornada de la División de Honor Plata disputado en Artaleku ante cerca de 1000 espectadores.

Artaleku ha bajado el telón en el 2014 de la mejor manera posible. Los de Fernando Bolea han sumado su segunda victoria consecutiva de la temporada ante el BM. Barakaldo, en una segunda mitad en la que los bidasotarras han superado con claridad a los vizcaínos. Los irundarras cierran el año en octava posición con 13 puntos, a 3 del play-off.

Iriarte se convertía en el primer anotador del encuentro en el segundo treinta de partido. Crowley sería el siguiente en anotar para un Bidasoa que parecía haber entrado muy bien en el encuentro. A los visitantes les costaba horrores batir a Dejanovic -3 goles en los primeros 15 minutos- pero el Bidasoa no ha conseguido hacerlo mucho mejor, con varias imprecisiones y pérdidas de balón que han imposibilitado alcanzar rentas mayores.

El marcador a 10 minutos de la finalización del primer tiempo reflejaba un pírrico 5-5. El Bidasoa había dispuesto de su máxima renta del encuentro minutos antes (5-3), pero el Barakaldo conseguía igualar el choque en inferioridad. Los de Bolea volverían a gozar de su máxima renta en este primer periodo con un gol de Trkulja (8-6 min.25), pero los visitantes volvían a igualar el choque. Azkue conseguía anotar su primer tanto antes de enfilar vestuarios (9-8) y ponía en ventaja al Bidasoa. Quedaba mucho trabajo por hacer en la segunda mitad.

Recital de Zubiria

La segunda mitad comenzaba con novedades en la portería del Bidasoa. Asier Zubiria ocupaba la posición de Dejanovic y el usurbildarra se ha mostrado imperial. Ocho paradas en 13 minutos, y una mayor efectividad en ataque, han propiciado un parcial de 7-3 en el comienzo de la segunda mitad (16-11, min. 14).

El Bidasoa, con Jon Azkue a los mandos -5 tantos en la segunda mitad-, ha seguido jugando con comodidad en ataque. En defensa, Zubiria seguía a lo suyo ayudado por el 6-0 bidasotarra y los visitantes seguían atascados sin encontrar soluciones ni ofensivas ni defensivas.

La ventaja local se ha disparado hasta los ocho goles (20-12) y la parroquia bidasotarra ha podido vivir por fin un final de partido plácido. En los minutos finales, Mikel Alzaga debutaba con la camiseta amarilla.

El Bidasoa cierra el año al alza, pero queda muchísimo trabajo por hacer. Tiempo para cargar las pilas y volver con más fuerza en el 2015. Será el 17 de enero ante el Palma del Río en Artaleku. ¡Felices fiestas!