Una temporada para guardar en la memoria

La plantilla del Bidasoa Irun, tras el triunfo en Logroño. Foto: Arrate Morales.

Este martes se cumple un mes desde que el Bidasoa-Irun consiguiera de manera matemática el subcampeonato de la Liga Asobal 25 años después, momento para repasar la temporada de un primer equipo que también ha regresado a la Copa Asobal 23 años después, ha pulverizado casi todos sus récords de puntuación y ha vuelto a Europa doce años después.

Subcampeón de Liga. La confirmación de la gran primera vuelta que había hecho el equipo antes de Navidades ha permitido lograr el subcampeonato de la Liga 25 años después de este logro, en la temporada 1993-1994. El conjunto bidasotarra ha conseguido esta marca tras ganar en Logroño en la penúltima jornada y distanciar al equipo local en tres puntos a falta de un último partido para acabar la competición.

Histórica puntuación. El Bidasoa Irun ha cerrado la 29ª Liga Asobal con 45 puntos, lo que supone su segunda mejor puntuación en la historia en las ligas regulares de 16 equipos, solo superados por los 52 puntos de la temporada del doblete de la Liga y la Copa de Europa, 1994-1995. Un año después, Elgorriaga Bidasoa sumó 44 puntos para quedar en tercera posición en la que era hasta la fecha la segunda mejor puntuación del club guipuzcoano.

Supera la primera vuelta. El rendimiento del Bidasoa Irun desde que se reanudó la competición tras las navidades ha superado el de la primera vuelta. Si entonces 19 puntos sirvieron para amarrar el subcampeonato de invierno, el equipo irundarra se ha ido hasta los 26 puntos en la segunda vuelta para mantener el puesto (solo una derrota, 17-21 ante el Barça Lassa; y dos empates). Estos 26 puntos de la segunda vuelta son solo un punto menos que toda la temporada anterior (27 puntos).

Ocho seguidas a domicilio. El equipo que entrena Jacobo Cuétara ha contado por victorias los ocho partidos que ha tenido que disputar lejos de Artaleku en la segunda vuelta. Entre esos triunfos destacan el de Pamplona tras varias temporadas rondando la victoria en La Catedral; el de León 13 años después del último triunfo en el Palacio de los Deportes; el primero en Granollers desde la 2006-2007; y el de Logroño, que fue la primera victoria bidasotarra en tierras riojanas y la consecución matemática del subcampeonato ante más de 300 aficionados guipuzcoanos.

El equipo menos goleado. La defensa amarilla ha mejorado la media de 24,06 goles que había encajado en la primera vuelta y ha cerrado la temporada con un promedio de 23,56 goles en cada uno de los 30 choques de la Liga Asobal (707 tantos en contra). Si el entramado defensivo, con la aportación de Rangel Luan y Xoán Ledo bajo la portería, dejó al rival en 25 o menos goles en diez de los quince encuentros de la primera vuelta, en la segunda lo ha hecho en otros doce, incluida la visita del Barça Lassa a Artaleku.

El gol, cosa de todos. Los dieciséis jugadores de la primera plantilla han firmado al menos un gol en esta temporada y el propio protagonismo realizador ha estado muy repartido. El líder en la faceta goleadora ha sido Rodrigo Salinas, con 110 tantos en su haber (3,6 goles por partido); seguido de su hermano Esteban Salinas (81 goles) y Leo Renaud-David (80 goles).

Regreso a la Copa Asobal. El subcampeonato de invierno permitió al Bidasoa Irun llegar a la Copa Asobal 23 años después. Con más de 200 aficionados bidasotarras en el Barris Nord de Lleida, el equipo de Cuétara derrotó a Fraikin BM. Granollers en las semifinales y jugó la final del día siguiente ante Barça Lassa, en el que supuso uno de los primeros hitos de esta temporada para recordar.

Ronda tras ronda… hasta Alicante. El Bidasoa Irun ha tenido superado esta temporada tres eliminatorias de la Copa del Rey (BM Alarcos Ciudad Real a partido único, Recoletas Atlético Valladolid y Helvetia Anaitasuna) para llegar hasta la fase final de Alicante, donde cayó ante Liberbank Cuenca en cuartos de final. La clasificación liguera permitirá a los de Jacobo Cuétara clasificarse directamente para la fase final que se disputará entre el 6 y el 8 de marzo de 2010, en la que junto al Barça Lassa, serán cabezas de serie.

Récord invernal… y sin entradas. El Bidasoa Irun cuenta hoy con 1.349 socios y abonados tras la campaña de invierno, en la que la cifra creció cerca del 10% con fuerte presencia de seguidores del resto de Gipuzkoa. La masa social, en cambio, no se limita a los socios y socias. El cartel de “no hay entradas” se ha convertido en un cartel habitual en las taquillas de Artaleku. La primera vez que se colgó esta temporada fue el sábado del puente de diciembre, con motivo del Bidasoa Irun-Logroño La Rioja. La visita del Barça Lassa un martes a las 18.30 horas también provocó que se agotaran los billetes disponibles. Contra Frigoríficos Cangas del Morrazo, el DS Blendio Sinfín y el último choque de la temporada, contra Liberbank Cuenca, también se colgó el mismo cartel en un día de fiesta de la afición.

Un equipo que ha despertado interés. Las cámaras de las distintas operadoras de televisión han retransmitido dos tercios de los partidos ligueros del Bidasoa Irun. La entrada de LaLigaSports TV y las televisiones autonómicas han ayudado a que sea mucho más sencillo seguir las evoluciones del conjunto bidasotarra. Ocho partidos han sido retransmitidos en abierto por GolTV, otros tantos por la propia LaLigaSports; dos por Euskal Telebista y uno por BarçaTV. Además, ETB1 retransmitió el partido de la Copa del Rey en Alicante frente a Liberbank Cuenca.

Próximos horizontes. La clasificación liguera de esta temporada ha abierto al club el pasado 8 de mayo la puerta de las competiciones continentales. Regresará a Europa doce años después de su última participación. Hasta entonces, el Viejo Continente ha visto competir al Bidasoa durante 12 temporadas en 96 partidos de Copa de Europa (32 encuentros), Copa EHF (30 choques), Recopa de Europa (32 enfrentamientos) y Supercopa de Europa (2 partidos).