Una gran fiesta… ¡y qué fiesta!

Artaleku e Irun vivieron este sábado una fiesta de las que se recordarán por un tiempo. La fiesta arrancó a primera hora de la mañana desde la base: pasadas las 9.00 horas arrancó en el polideportivo el XXIII Memorial Eduardo de la Puente que al filo del mediodía proclamó vencedor a Toki Alai y a El Pilar, subcampeón. Para esa hora en la que el hermano de Eduardo de la Puente, Mañu de la Puente, y el presidente del CD Bidasoa, Gurutz Aginagalde, entregaron los trofeos, la carpa que se convirtió en el centro neurálgico de la Bidasoa Festa ya había abierto sus puertas.

La amenaza de lluvia impidió la instalación de los castillos hinchables, pero un juego de lanzamiento de precisión a portería, un taller de pinturas y el pintacaras amenizaron una zona a la que se sumaría el búho Asbi, la mascota oficial del club. Tras la paellada popular, el ambiente se fue caldeando, también con la llegada de la kalejira que partió a las 16.00 horas desde el bar Altzola, ya que el la afición respondió a la llamada de acudir con tiempo al entorno de Artaleku.

Las capitanas de los equipos cadete y juvenil femenino del Bidasoa, Amaia Ollo y Juncal Díez; las futbolistas de la Real campeonas de Copa Sara Olaizola, Leire Baños y Sandra Ramajo; con el expresidente del Bidasoa José Ángel Sodupe y el presidente Gurutz Aginagalde. Foto: Arrate Morales.

Con todo dispuesto para arrancar, el polideportivo, que volvió a colgar el cartel de «no hay entradas» y congregó a 1.823 espectadores, rindió dos sentidos homenajes. Después de que saltaran a la cancha los jugadores del Liberbank Cuenca y del Bidasoa Irun, salieron las jugadoras de los equipos cadete y juvenil, que este año han conseguido el ascenso a Liga Vasca femenina por primera vez en la historia del club. Y después, se sumaron las jugadoras de la Real Sociedad Sandra Ramajo, Leire Baños y Sara Olaizola, irundarras y flamantes campeonas de la Copa de la Reina de fútbol de este año.

El ambiente festivo continuó durante el partido, con el calor y el color que aportó la afición, que en el descanso pudo disfrutar de un nuevo juego de bolas gigantes propuesto por Txingudiko Zerbitzuak para concienciar sobre la importancia del reciclaje. Nada más acabar el choque, la atención la centró la retirada de Iñigo Aldaba. El presidente del club y su antecesor en el cargo, José Ángel Sodupe, le colocaron a Aldaba la txapela de honor por su trayectoria en el club.

Iñigo Aldaba responde con aplausos a la ovación de Artaleku el día de su último partido como jugador bidasotarra. Foto: Arrate Morales.

La fiesta se trasladó a la carpa de nuevo, donde muchos aficionados mayores y pequeños esperaron a la aparición de los jugadores y el cuerpo técnico para que firmaran los pósters de la temporada elaborados por El Diario Vasco. Fue el momento en el que los seguidores pudieron departir con los grandes protagonistas de la temporada.

Etxahun Olaizola entregó los premios del III Trofeo a la Regularidad Bar Mari a Xoán Ledo, Rodrigo Salinas y Jon Azkue.

Antes de bajar a la plaza San Juan, un acto sirvió para cerrar la temporada. En él, se entregaron los dos trofeos oficiales asociados al club: el III Trofeo a la Regularidad Bar Mari y el I Trofeo al Máximo Goleador Conecta Bidasoa. A tenor de las puntuaciones que ha recibido en los partidos que se han disputado en casa, el más regular del año ha sido el guardameta Xoán Ledo, que recibió el premio de manos de Etxahun Olaizola. El portero gallego ha logrado 34 puntos, seguido de Rodrigo Salinas (29 puntos) y Jon Azkue (28 puntos), que cerró el podio con un bertso dedicado a la afición: Pausoz pauso aurrera, helburuz helburu, helmuga zailak ere gainditu ditugu. Onena etortzear da, eduki seguru, historia egiten jarraitu nahi dugu.

Martin Tellechea entregó a Rodrigo Salinas el premio del I Trofeo al Máximo Goleador Conecta Bidasoa,

El director de Conecta Bidasoa, Martín Tellechea, entregó a Rodrigo Salinas. El zurdo chileno ha firmado 110 goles en esta Liga Asobal, 29 más que su hermano Esteban, segundo en la clasificación amarilla. El tercero en este ránking del I Trofeo al Máximo Goleador Conecta Bidasoa ha sido Leo Renaud-David, con 79 tantos.

Una nueva kalejira, esta vez con dirección a la plaza de San Juan, llevó a la plantilla y al cuerpo técnico por la Calle Mayor, abarrotada de centenares de personas, hasta el Ayuntamiento, a cuyo balcón subieron para saludar y agradecer el apoyo recibido durante esta temporada. Así se puso el punto final a una jornada por la que la directiva, como hizo en el comunicado oficial de hace unas semanas, agradece su implicación a todos los voluntarios, familiares de la cantera, seguidores, empresas e instituciones para lograr la fiesta que merecía esta temporada. Eskerrik asko!