“Un partido como no lo queríamos”

Jacobo Cuétara. Foto: Arrate Morales.

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, reconoció que el choque ante el Balonmán Cangas Frigoríficos do Morrazo resultó como “un partido como no lo queríamos: precipitado, no hemos estado acertados, a medida en que ha ido avanzando el partido no lo hemos roto al principio, que hemos tenido opción, y hemos ido poniéndonos nerviosos, y en los nervios Cangas se crece. Tienen poco que perder y mucho que ganar, y nosotros, al revés. El partido ha ido hacia su lado. La pena, nos tenemos que quedar con el punto. Ha llegado el partido malo. Sabíamos que llegaría tarde o temprano y queríamos alargar que llegara lo máximo posible. Ha sido en la sexta jornada y de este punto nos podemos acordar en positivo, porque hay que seguir sumando”.

A su entender, una de las claves estuvo “sobre todo al principio, con precipitaciones en contraataque cuando podíamos habernos ido en el marcador no nos fuimos y eso les dio alas a ellos. Cuando se pierde contra un viral inferior en la clasificación se tiende a utilizar tópicos como la actitud, la relajación… Nosotros no podemos hacer ese tipo de análisis, somos profesionales. Evidentemente no hemos jugado bien. Ahora nos jugamos finales independientemente del rival. Todos los partidos van a ser igual de importantes”. Preguntado por los minutos finales, Cuétara aseguró que su equipo llega “de jugar contra equipos grandes, que hay menos presión, y ahora la presión está en nuestro campo, sabemos qué nos jugamos en cada partido, que son todos los partidos. También se ha notado el cansancio del miércoles cuando ellos llevan 10 días preparando nuestro partido. Nosotros hemos podido prepararlo menos y se ha notado un poco el desgaste en las acciones de eficacia”.

Preguntado por qué el conjunto gallego ha tomado la medida al equipo irunés, Cuétara reconoció que han sido “partidos en los que tampoco hacemos muy bien las cosas. Me gustaría ver un partido en el que no nos pusiésemos nerviosos, que estuviésemos fluidos, a nivel de otras veces. Entiendo que en su campo a todo el mundo les pasa, Granollers se ha dejado puntos, Huesca también… Al final el partido, cuando va hacia su lado, ataques tan largos, no hay pasivo, 1.400 pases en cada acción llevan la ventaja y nosotros tenemos que jugar con más calma, que no la hemos tenido”.

¿El punto es bueno o malo? “Lo de los empates es lo de siempre, cuando acaba la temporada todos esos empates son positivos. Un punto, bien; ¿podíamos haber ganado? Por supuesto, teníamos que ganar, jugábamos en casa e íbamos segundos y ellos antepenúltimos, pero cuando miras globalmente, todo lo que sea sumar es positivo”. Según Cuétara, lo prioritario ahora es “puntuar, da igual contra quién. Igual vamos a Logroño y puntuamos. Lo que nos interesa ahora es llegar a un número de puntos para conseguir nuestro objetivo. Hoy un punto aquí, luego sacamos otro puntito y eso supone la suma de una victoria que puede ser clave. Podemos acordarnos de haber conseguido este punto cuando podíamos haberlo perdido”.

“Algo muy bonito para hacer, pero partido a partido”
Junto a Cuétara compareció el capitán del equipo, Iker Serrano, que reconoció que “ante un equipo que estos tres años no se nos ha dado bien, teníamos ganas, porque estábamos delante de nuestra gente y queríamos sacar los dos puntos porque nos jugamos mucho. La gente ha salido enchufada, pero nos hemos empezado a precipitar y en ese barullo, se ha aprovechado Cangas. Nos han llevado a su terreno, no hemos sabido contrarrestar esto y no es la primera vez que nos pasa contra Cangas, pero llevamos más puntos que a estas alturas en la primera vuelta y hay que quedarse con lo positivo”.

Cuestionado cómo se explica que el Bidasoa Irun derrotara 36-22 a Helvetia Anaitasuna el miércoles y empatara ante Cangas Frigoríficos del Morrazo días después, Serrano señaló que se explica “de la misma manera que se entiende que perdimos en Cangas y ganamos en León y Granollers. Al final los partidos son partidos, todos los rivales intentan hacerte daño de mil maneras y Cangas está claro que lo sabe hacer. Este año hemos sacado un punto de cuatro, pero también cuatro contra Ademar o Granollers, y tenemos que quedarnos con eso. Al final no tenemos que fijarnos en el rival, sino en ganar”.

“No nos fijamos en la tabla mucho”, expresó el capitán, que pone la vista en lo que está por venir: “Sabemos que tenemos ante nosotros algo muy bonito para hacer, pero vamos partido a partido. Nos preparamos contra cada rival lo mejor posible, porque es lo que nos exige el entrenador, y en esas estamos. Ahora toca Anaitasuna y Teucro, que será difícil, evidentemente, porque los equipos empiezan a jugarse mucho. Hay equipos atrás y a media tabla que se juegan muchos y habrá que ir ojo avizor”.

Con la vista puesta en el próximo partido de la Liga Asobal en Pontevedra (sábado 16, 20.30 horas), Serrano aseveró que “la temporada pasada fuimos a ganar y esta iremos a ganar. No miramos el color de la camiseta ni nada, sabemos que podemos ganar en cualquier sitio porque así lo hemos demostrado y hoy también se ha demostrado que podemos perder contra cualquier rival. Hay que darle el valor justo a cada victoria y hay que ir a ganar. Todo lo que sea ganar o empatar puede ser positivo, porque equipos que están en esa lucha también perderán”.