“Un mes importante”

El Bidasoa Irun ha regresado este mediodía a la cancha de Artaleku para comenzar a preparar la segunda vuelta, que arrancará la primera semana de febrero. Hasta entonces se presenta un mes que, en palabras del entrenador, Jacobo Cuétara, “es importante, ya que vamos a poder entrenar de nuevo con volumen”.

“Siempre hay que cuidar el cuerpo y todos los jugadores tienen sus planes de Navidad para llegar en un estado óptimo para empezar los entrenamientos con cierta calidad y no resentirnos de estar tres semanas y media parados”, ha explicado Cuétara, que ve a los suyos “con ganas de pisar cancha, tocar balón”. “Estamos ante un mes de enero importante para la preparación de la segunda vuelta, porque nos permitirá entrenar de nuevo con volumen, porque hasta diciembre al acumular tantos partidos en muy pocas fases lo hemos podido hacer”.

Estas semanas suponen “una especie de pretemporada”, pero diferente a la de agosto, ya que ahora “hay que afinar más y es más complicado mejorar. En agosto todo el mundo mejora, pero enero se mejora menos y es más complicado, pero ahí hay un punto diferencial: si consigues estabilizarlo todo o mejorar algo maś que el resto, esa ventaja que vas a tener”.

En estas semanas el Bidasoa Irun afrontará tres duelos amistosos que Cuétara ha calificado de “interesantes por la calidad, porque nos gusta meternos caña en los amistosos contra rivales de entidad, con los que veamos qué está bien y qué mal, que nos permitan ver en qué punto estamos y nos permitan tener ese ritmo de competición de cara al arranque… Son buenos partidos, con un partido en Francia contra Nantes, con muy bien viaje. Digo siempre que para jugar este tipo de partidos primero es que te inviten y luego, poder ir a jugarlos. Nos estamos acostumbrando a jugar este tipo de partidos internacionales y es muy bueno para el club”.

Con la vista puesta en la segunda vuelta, el entrenador bidasotarra aseguró que “siempre hay que pensar que tenemos margen de mejora, tanto a nivel individual como a nivel colectivo. Tenemos rivales que van a seguir creciendo y apretando hasta el final,y tenemos que estar muy preparados para disputar las cuatro competiciones. Intentar crecer, mejorar, y si somos mejores que el Bidasoa de la primera vuelta, más preparados estaremos”.

El técnico amarillo llamó a la cautela antes de concluir que un calendario a priori menos cargado puede disparar al conjunto bidasotarra: “Muchas veces jugar muchos partidos te da un ritmo de competición que cuando juegas uno por semana, e incluso cuando estás acostumbrado a ello, el partido por semana se puede hacer largo… Todo tiene pros y contras”.

Uno de los lados positivos es que “podremos preparar mejor los partidos y no tendremos tanta carga. Cierto es que estamos acostumbrados a entrenar mucho, con mucho volumen, y no notamos la diferencia, pero bueno, vamos a ir viendo, porque en febrero tendremos una acumulación de partidos por la VELUX EHF Champions League, a primeros de marzo tendremos la Copa del Rey, que veremos hasta dónde llegamos y cuántos partidos jugamos, veremos si hemos pasado si en marzo volvemos a tener otra eliminatoria de VELUX EHF Champions League… Vamos a ir paso a paso, porque todavía podemos meternos en mucha carga de competición”.

Cuétara ha reconocido que estos días han servido para echar la vista atrás y saborear lo conseguido: “Es una obligación profesional analizarlo, y para saborearlo es muchas veces necesario parar, analizar el pasado y darte cuenta de lo que se ha conseguido. Estamos viviendo un momento en el que todo el mundo te lo dice, y es más fácil recordarlo y estar orgulloso de lo que hemos hecho para cargar las pilas de cara a futuro”.

El entrenador también se refirió a la baja de Paco Barthe, operado el martes en Barcelona del Labrum izquierdo y que supone su adiós a la temporada: “Era algo que sabíamos que se iba a perder. Cuando se optó por la opción conservadora no se contaba con que jugara, pero consiguió jugar una serie de partidos más, con las sensaciones de más partidos de VELUX EHF Champions League… Ahora hemos vuelto al inicio, que no hay otra opción. Cuando se lesionó por segunda vez sabíamos que no íbamos a poder disfrutar de él esta temporada. Es una pena, pero lo importante es que la operación ha salido muy bien y que se recupere lo mejor posible”.

Al entrenamiento, que ha contado con las ausencias por convocatorias internacionales de Rangel Luan, Matheus da Silva, Esteban Salinas y Rodrigo Salinas, más las bajas de Paco Barthe (operado el martes) y Xoán Ledo (proceso gripal), se han sumado los jugadores Asier Satrustegui, Mikel Galán y Joseba Zabala.