Un 2019 de vuelta a la Champions

El año 2019 también ha sido el de la vuelta de la VELUX EHF Champions League a Artaleku. El Bidasoa Irun ha disputado en la primera fase de la máxima competición continental, la de grupos, una decena de partidos en las que consiguió una racha de nueve partidos sin conocer la derrota, con seis victorias y tres empates, y el liderazgo del grupo C en un choque ante Sporting Clube de Portugal que pasará a estar entre los más recordados de la prolija historia de Artaleku. No son, sin embargo, los únicos destacados de este regreso continental.

El Bidasoa Irun, antes del partido contra Cocks en Artaleku. Foto: Arrate Morales.

Regreso victorioso 23 años después. El C.D. Bidasoa volvió en septiembre con el duelo ante Tatran Prešov en Eslovaquia y la semana siguiente en Irun ante Cocks a la máxima competición europea por clubes 23 años después de su última participación, cuando alcanzó la final de la temporada 1995/1996. Lo ha hecho con seis victorias, tres empates y una derrota que le han permitido lograr 15 puntos, liderar el grupo C y clasificarse al play-off de febrero.

Récord de triunfos y de partidos sin perder. Los nueve primeros partidos de la fase de grupos, unidos al choque de vuelta de la final de la temporada 1995/1996, suponen un nuevo hito en la historia europea del club, ya que baten las dos rachas anteriores de partidos ganados e imbatido. Las de triunfos consecutivos y las de partidos sin perder coinciden: la primera fue entre enero y febrero de 1995 (25-18 contra THW Kiel; 19-20 en Francia ante OM Vitrolles; 24-19 ante Dukla Praga en Artaleku y 22-21 ante el equipo galo en casa); mientras que la segunda racha fue un año después, entre enero y febrero de 1996 (28-29 ante MKB Veszprém KC en Hungría, 27-16 contra ABC Braga en Irun, 30-27 en Artaleku ante THW Kiel y 18-27 ante el equipo portugués).

Centenario continental. El partido disputado en el pabellón João Rocha de Lisboa fue especial, ya que además del valor y la importancia del propio choque, el Bidasoa Irun afrontó entonces el partido número 100 en competición europea. Completada la fase de grupos de la VELUX EHF Champions League, el equipo amarillo suma 106 choques continentales, en los que presenta 67 victorias, 13 empates y 26 derrotas en 14 temporadas. En las cuatro participaciones en la máxima competición continental, el balance de los 42 partidos disputados es de 28 victorias, 6 empates y 8 derrotas.

Renaud-David lanza a portería en el duelo ante IK Sävehof en Artaleku. Foto: Eduardo Ágreda.

Marca de goles a favor. La victoria 39-23 contra IK Sävehof en Artaleku además de servir para alcanzar el liderazgo del grupo C supuso que el Bidasoa Irun batiera su máximo anotador en una competición europea, que hasta la fecha eran los 38 goles que encajó el Arkatron de Minsk en la Recopa de la temporada 1997/1998 y los que se llevó Pölva Serviti en la Copa EHF 2006/2007. El partido contra IK Sävehof también sirvió para romper la marca de la mayor victoria en Champions, con una diferencia de 11 tantos (ante ABC Braga, 27-16 en enero de 1996). Con 297 goles, el Bidasoa Irun es el décimo equipo más goleador entre los 28 que conforman la competición. El extremo zumaiarra Kauldi Odriozola es el máximo realizador bidasotarra, con 39 goles, seguido de Léo Renaud-David (38) y Rodrigo Salinas (34).

Equipo menos goleado. Concluida la primera fase en los grupos C y D, y completadas las diez primeras jornadas en los grupos A y B, el Bidasoa Irun repite en Europa el éxito conseguido en la Liga Asobal, ya que ha sido el equipo menos goleado con 246 tantos encajados (24,6 por partido), seguido de MOL-Pick Szeged (251 tantos), C.S. Dinamo Bucarest (256) y Orlen Wisła Płock (260).

Amplio respaldo y seguimiento. Con más de 9.200 espectadores en los cinco choques disputados en Irun, Artaleku ha registrado en una entrada media de 1.847 aficionados, lo que se traduce en el 95% de su capacidad. Este seguimiento no se limita solo a Gipuzkoa, ya que además de poder seguir los diez encuentros tanto por ETB como por Teledeporte, la afición ha apoyado al equipo que entrena Jacobo Cuétara en desplazamientos lejanos como el de Riihimäki, Partille y Lisboa, adonde acudió centenar y medio largo de seguidores.

La plantilla bidasotarra celebra el empate ante Sporting Clube de Portugal, que certificó de manera matemática el liderato del grupo C. Foto: Eduardo Ágreda.