«Tenemos que ir a ganar»

Jacobo Cuétara, este martes.

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, quiere que su equipo afronte la vuelta de la cuarta ronda de la Copa del Rey con el mismo objetivo que afrontó la ida, en la que cosechó una renta de 14 goles a favor: «Si estás para ganar el partido y eres competitivo, ya estará, pero eso hay que hacerlo. Hay un +14 que no se puede evitar y no podemos engañarnos. Hemos afrontado partidos amistosos en los que no nos jugábamos nada y hemos ido a mil. Esa tiene que ser la mentalidad del equipo igualmente».

«Hay ambición colectiva y ambición individual, de tener más minutos, de jugar los minutos iniciales, los minutos finales… Eso siempre está en juego en todos los partidos. Las ganas individuales de hacerlo lo mejor posible. Esa suma de las individualidades es lo que nos tiene que dar el rendimiento colectivo», explica Cuétara en la comparecencia previa a la visita a Helvetia Anaitasuna (miércoles, 20.00 horas). Reconoce que enfrente habrá un rival que «por club, por equipo y por entrenador, por su carácter, irán a intentarlo. Vamos a ver si aguantamos las primeras embestidas y hacemos un partido con opciones de ganar. Ahí puede cambiar la eliminatoria».

En juego estará el billete para la fase final de la Copa, que se disputará del 5 al 7 de abril en Alicante. Certificarlo sería «un éxito para nosotros, éxito para el club. Luego ya allí intentar luchar por lo máximo, llegar lo más arriba posible». Con el de Pamplona, el Bidasoa Irun estaría «a tres partidos de conseguir una plaza europea por esta vía» copera, además de «defender en la Liga porque si en la Copa se mete alguna sorpresa, quitará una de las plazas de la Liga. Aunque no se consiga todo esto, sin experiencias que nos hacen mejores. Vivimos la Copa Asobal y después de la Copa todos éramos mejores. Hacen que el equipo crezca, también individualmente. Cuando llevas 81 experiencias de estas la 82 no aporta mucho, pero cuando tienes pocas, sí».

«Importan los puntos»
Cuestionado por el momento del equipo tras el empate ante Cangas Frigoríficos del Morrazo, Cuétara ha reconocido que el empate «a todos nos produjo un bajón, pero eso es no ser fieles a lo que habíamos hablado. Lógicamente, en casa somos muy potentes y hemos dejado escapar la oportunidad de volver a lograr una victoria. Somos superiores y favoritos al rival», y que el partido se acabara como acabó «eso siempre duele». Aun así, llamó a la calma, ya que «si hubiéramos empatado en Granollers y ganado a Cangas, la sensación sería mucho mejor cuando desde el punto de vista de la clasificación es peor. Eso no puede suceder».

«Tenemos finales por delante y nos tiene que dar igual el rival, tanto en cuanto a la confianza o exceso de confianza como después. Lo importante son los puntos para conseguir el objetivo», asegura el técnico del Bidasoa Irun, quien subraya que su equipo sigue a la vuelta de Navidad «invicto quitando el partido contra el FC Barcelona. Contando la Copa del Rey, son siete partidos sin perder quitando el del Barcelona y no nos puede afectar. Hay que pensar en la sensación que teníamos el viernes. No puede cambiar todo por un partido malo, por un empate. Habíamos hablado de diez finales y ahora quedan nueve: seguimos ahí muy bien situados y hay que seguir porque quedan nueve finales. Da igual el rival y no sabemos dónde pueden estar las trampas. Lo importante son los puntos en juego cada partido. Tenemos que ser fieles a eso, sin obsesionarnos en el rival ni con quién hemos logrado un resultado u otro. Importan los puntos y la clasificación».

La comparecencia del entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara.