«Somos conscientes de la dificultad de los partidos»

Foto: Arrate Morales.

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, se mostró satisfecho de la victoria de su equipo ante Ángel Ximénez Avia Puente Genil en un encuentro en el que la plantilla era «consciente de la dificultad de todos los partidos de la Liga Asobal y de que hay que hacer buenos partidos para sacarlos adelante».

«El problema es que estamos normalizando las victorias e incluso normalizamos que el equipo rival pierda de cierta diferencia o tengamos un partido más o menos plácido y además, ahora normalizamos que nos metan menos de 20 goles, lo que no quita ni la dificultad ni el mérito de hacerlo», puso Cuétara en valor, que volvió a recordar que «todos los partidos de Liga son complicados. Hemos tenido muchísimas experiencias, pero seguimos con ese hambre en cada acción y a medida que pasa el partido, aguantarnos el nivel es complicado, pero eso no va a suceder eternamente y tenemos que prolongarlo en el tiempo lo máximo posible».

A preguntas de los periodistas, consideró que el partido del próximo domingo no afectó en el desarrollo del partido recién disputado: «No creo. Para romper este tipo de partidos tienes que jugar a un índice de acierto muy-muy elevado al que nosotros no estamos acostumbrados. No somos un equipo de romper partidos, sino de dar mucha importancia a cada posesión y a mantener el nivel elevado. La propia marcha del partido hace que ganemos de diferencia».

«Nosotros no somos un tipo de equipo que rompa fácil el partido, irnos a muchos goles y que acabe. Somos de ir trabajándolos. Así ha sido hoy también, que parecía que nos íbamos pero se mantenía la diferencia estable, y a medida que pasaba el partido, la segunda parte hemos sido ya superiores, sobre todo en el último tramo, lo que nos ha permitido rotar manteniendo el nivel, sobre todo el defensivo», ahondó Cuétara en la explicación.

Según explicó, «hay que apretar todos los partidos. Lo más complicado no es el rival, porque ya conocemos la dificultad de la Liga Asobal. Es igual que pasa con cualquier equipo de la VELUX EHF Champions League. El sábado pasado hicimos parecer malos a los finlandeses y hoy han ganado a uno de los favoritos. Siempre existe la doble lectura: había quien me decía que igual los eslovacos no eran tan buenos; y yo hago la otra, es que igual los finlandeses no eran tan malos, ¿no? Sabemos de la dificultad de los partidos».

A su juicio, más que enfrentarse a uno u otro rival, «lo complicado para nosotros es que no estamos acostumbrados a tantas activaciones tan seguidas. Hemos jugado un partido, parece que ya se ha acabado y ya estás pensando en el siguiente. Tantas subidas y bajadas es lo que más nos puede costar. ¿El rival? Sabemos de la dificultad de todos, no sabemos quién nos puede ganar y tenemos que centrarnos en jugar al máximo nivel. Hay una lucha importante por minutos y por entrar en convocatoria. Se abre un abanico en el que es complicado entrar y todo el mundo va apretando, claro».

El último en llegar ha sido Miloš Orbović, que contra Ángel Ximénez Avia Puente Genil debutó como bidasotarra: «Eran minutos que tenía que tener para ir cogiendo ritmo. Ha entrenado poco, porque no hemos entrenado mucho». En palabras de Cuétara, necesitará tiempo para adaptarse al juego del equipo: «Lleva tiempo semiparado y nosotros vamos como motos, y situarse ahí; en un equipo que además juega tan colectivo, es difícil y hay que darle tiempo. De manera progresiva irá teniendo más participación, que es lo más importante».

«Muy contento»
Junto a Cuétara compareció el guardameta Rangel Luan da Rosa, uno de los destacados del equipo amarillo en el partido. «Estoy muy contento de hacer un buen partido y encima ganar con un nivel muy alto de todo el equipo», señaló el brasileño, que consideró que «las sensaciones son muy buenas para mí y para el equipo, y también para la afición. Hicimos un partido muy duro y muy sólido en defensa». Se sintió «muy cómodo» durante el choque: «Hubo partes en las que no paré tanto, pero en general, muy sólido, parando las que tenía que parar y contento con el partido».