Racoțea, envergadura y fuerza en la izquierda

Dan Racotea y Gurutz Aginagalde conversan ante el panel de la afición sobre el 25º aniversario de la Copa de Europa. Foto: CDB.

El lateral izquierdo Dan-Emil Racoțea (Brașov, Rumanía; 21-7-1995) aterriza en Irun a punto de cumplir 25 años desde el Chartres Métropole, donde jugó cedido por Veszprem. El equipo húngaro lo firmó desde otro viejo conocido bidasotarra, el Orlen Wisła Płock. Racoțea ya sabe lo que son Irun y Artaleku, ya que los visitó la pasada pretemporada con el conjunto galo. Tras un choque a puerta cerrada en la ciudad irundarra, ambos equipos disputaron el día siguiente un encuentro amistoso en el polideportivo Hondartza de Hondarribia. En aquella cita, la primera de pretemporada para el Bidasoa Irun y que acabó en empate a 25, el nuevo lateral amarillo anotó cuatro tantos.

El entrenador bidasotarra, Jacobo Cuétara, valora a Racoțea como “un gran fichaje, un grandísimo jugador. Hablamos de uno de los jugadores de mayor proyección del continente. Es joven, con muchísimo futuro, que ha estado en grandísimos equipos e internacional con Rumanía”.

A la hora de valorar sus características, el técnico amarillo resalta el “gran lanzamiento exterior, un espectacular físico por su antropometría (más de dos metros de altura) y su fuerza. Además, es capaz de defender en varios puestos, en el centro y en el lateral, lo que nos da muchísimas posibilidades defensivas y de rotaciones”.

El perfil de Racoțea da continuidad a la línea de incorporaciones como la de Donát Bartók en enero: “Seguimos buscando jóvenes talentos para que vengan y se formen y crezcan con nosotros. Esa juventud, con un fichaje como el de Julen Aginagalde, que nos va a aportar muchísima experiencia, podemos encontrar un equilibrio muy interesante”.