Primer tropiezo (27-21)

Zumosol ARS Palma del Río 27: Caro de la Barrera (2), Casado (9), Consuegra (2), Del Castillo (3), López, Morales (4), Moreno (2), Morgado, Requena (3), Roque, Seabra, Vidal (2) y Egea.

Bidasoa-Irun 21:Dejanovic, Zubiria, Azkue (4), Beltza, Bezbradica (3), Cavero (1), Crowley (2), Davidovic (1), Martínez (4), Mouriño (1), Muiña, Odriozola, Portero (1), Vázquez (1) y Villar (3).

Parcial cada 5 minutos: 0-2, 1-3, 3-5, 5-6, 7-7 y 12-7 (descanso); 15-9, 17-10, 20-11, 22-15, 25-17 y 27-21 (final).

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la División de Honor Plata disputado en El Pandero de Palma del Río ante cerca de 450 espectadores.

Árbitros: Muñoz Díaz y Posada González. Excluyeron por parte local a Caro y Seabra (2). Excluyeron por parte visitante a Beltza (2) y Portero.

Palma del Río ha sido el escenario de la primera derrota de la temporada del Bidasoa. Los de Fernando Bolea no han podido redondear una exigente semana en un encuentro marcado por la poca efectividad de los amarillos en ataque.

Y eso que el inicio prometía. Un 0-3 de salida y problemas para los locales, que no han conseguido su primer tanto hasta el minuto 9. Poco ha tardado el encuentro en igualarse y los bidasotarras han gozado de su última ventaja con el 6-7 (min.20). Quedaban 10 minutos para finalizar la primera mitad y los irundarras no iban a ser capaces de batir la portería de los palmeños en ese tiempo. Un parcial de 7-0 -si contamos el primer tanto de la segunda mitad- que dejaba el partido en un preocupante 13-7 al comienzo de la segunda mitad.

Lejos de mejorar, las cosas han empeorado a la vuelta de vestuarios. El Bidasoa no ha encontrado la forma de atacar la defensa local y ha propiciado numerosos contragolpes del rival. El resultado, un 20-10 a falta de 15 minutos para la finalización. Una pequeña pesadilla.

Con el encuentro ya resuelto, los bidasotarras mejoraban algo sus números y reducían la ventaja a 6 tantos (21-15, min.19), pero un parcial de 4-0 ha terminado con las pocas esperanzas de acercarse en el marcador, si es que quedaba alguna.

27-21, y primera derrota de la temporada. Algún día tenía que llegar. El próximo encuentro, dentro de dos semanas en Artaleku contra el filial blaugrana.