“Primer objetivo: regresar lo antes posible al nivel de conjunción de la pasada temporada”

El entrenador, Jacobo Cuétara, se dirige a las nuevas incorporaciones tras la primera sesión.

El Bidasoa Irun ya ha comenzado a entrenar esta mañana a las órdenes de Jacobo Cuétara, que ya enfila una pretemporada «dura, intensa, grande y con bastante volumen, con bastante trabajo físico y mucho balón». «Todos los jugadores han tenido sus planes de verano y se nota que han estado trabajando de manera muy dura», ha reconocido Cuétara, que se marca como primer objetivo «regresar lo antes posible al nivel de conjunción de la temporada pasada».

«Hay una característica especial, sobre todo en la primera vuelta, y es que se reduce el volumen de entrenamiento por tener tanta competición. Eso significa que tenemos que ajustar bien los contenidos en pretemporada, trabajar con un volumen más amplio de entrenamiento para solventar ese hándicap que vamos a tener después», ha explicado el técnico bidasotarra, que considera que «el objetivo es regresar lo antes posible al nivel de conjunción de la pasada temporada. Ese es nuestro primer objetivo, ser lo más rápido posible el Bidasoa del año pasado y a partir de ahí, seguir creciendo».

En una sesión inicial que ha contado con la charla inicial del presidente, Gurutz Aginagalde, y el directivo Asier Zubiria, Cuétara ha subrayado la importancia de mantener el bloque: «Es muy importante, porque no partimos de un nivel cero, sino uno, dos o incluso tres años de trabajo con algunos jugadores. La metodología y la filosofía de juego y equipo van enfocadas a lo que estamos consiguiendo en las últimas temporadas, ser un equipo de competición europea. Ahí ya llevamos mucho trabajado. Aunque no podamos entrenar tanto en el futuro, también hay algunas ventajas por competir, ya que muchas veces la propia competición es el mejor entrenamiento».

Cuétara ha confirmado que la búsqueda de un refuerzo sigue «abierta», aunque no de cualquier manera: «Sí, seguimos buscando. La plantilla está abierta y buscamos fórmulas para tener una plantilla más rica y larga. Si podemos tener más calidad… Pero no a cualquier precio ni cualquier calidad: tenemos un grupo muy asentado y sólido, que la temporada pasada demostró con ausencias y bajas que fue muy competitivo, y hay que seleccionar muy bien si hay alguna novedad».

Respecto a los jóvenes valores que llegan al club, Cuétara se ha mostrado satisfecho. «En lo personal es un reto muy motivante contar con jóvenes valores y tener la responsabilidad de, en una parte junto a sus clubes, formar estos jugadores de cara al futuro», ha asegurado Cuétara, que califica como «un reto ayudarles a pulirles y que alguno de estos jugadores pueda estar con el primer equipo en el futuro».