No bajan el ritmo (Fertiberia Puerto Sagunto 20-28 Bidasoa-Irun)

20- Fertiberia Puerto Sagunto: Brixola (6 paradas), Facundo (3 goles), Spiljak (1), Sifre, Fernández, Folques (3), Sorrentino (1) -siete inicial-, Zmavc (4), Ruiz, Pérez de Inestrosa (1), García (1), Chueca (3 paradas), Alegre, Nebot, Linares (1) y Boisedu (5)

28-Bidasoa-Irun: Ledo (13 paradas), Crowley, Nonó, Odriozola, Serrano, Salinas (5), Lancina (3), Cavero, Vázquez, Beltza, Aldaba, Zubiria (1 parada), Muiña (1), Renaud (4), Popovic (1) y Redondo.

Marcador cada 5 minutos: 1-2, 4-3, 6-6, 7-7, 7-10, 9-14 (descanso); 10-16, 13-18, 17-20, 18-22, 19-24 y 20-28.

Incidencias: 15ª Jornada. Polideportivo Municipal de Puerto Sagunto.

Árbitros: Monjo Ortega y Soria Fabián. Excluyeron por parte del Bidasoa a Beltza y Popovic.

El Bidasoa-Irun ha logrado su sexta victoria de la temporada -segunda lejos de Artaleku- esta tarde noche en la visita al Ovni de Puerto Sagunto. Los de Jacobo Cuétara cierran así una primera vuelta en la que han ganado tres de los últimos cuatro partidos. Las victorias ante el Quabit Guadalajara, Condes de Albarei Teucro, y la cosechada hoy, sitúan a los bidasotarras en la úndécima posición con doce puntos -cinco por encima del descenso y a tres del octavo clasificado- cuando se cumple el ecuador de la competición.

Los irundarras han sido capaces de dejar a su rival de hoy en veinte tantos. El partido se iba a mantener equilibrado gran parte de la primera mitad hasta que un tanto de Serrano, cuando se cumplía el 22, otorgaba al Bidasoa su primera ventaja superior al gol (7-9). El técnico Nikola Milos solicitaba tiempo muerto para los locales pero iban a ser los de Cuétara los que iban a cerrar los primeros treinta minutos dominando. Un tanto de Renaud ponía al Bidasoa cinco arriba (9-14) antes del paso por vestuarios.

El Bidasoa iba a ser capaz de mantener los cinco goles de renta (14-19, min 11) en la reanudación antes de la reacción local. Los locales se acercaban a tres (16-19, min 13 y 17-20, min 15) pero no conseguían superar esa barrera. El Bidasoa volvía a coger aire apoyado en su defensa y finiquitaba el partido con un tanto de Crowley a punto de cumplirse el 25 (19-24). Los últimos minutos sirvieron para saborear una victoria que permite al Bidasoa disfrutar las vacaciones con tranquilidad.