Mala tarde en Puente Genil (Ángel Ximénez 34-25 Bidasoa-Irun)

Ángel Ximénez-Puente Genil 34: Oliva (17 paradas), Moyá (2 goles), Cuenca (2), Bujalance (1), Revin, Moreira (6), Rudovic (5) -siete inicial-, De Hita, Jiménez (8), Muñoz (1), Moyano (4), Vázquez (3), Podalera, Porras, Domenech (2)

Bidasoa-Irun 25: Ledo (5 paradas), Aldaba (3 goles), Nonó (2), Kauldi (7), Renaud (3), Azkue (1), Popovic (2) -siete inicial- Zubiria (2 paradas), Cavero (3), Beltza, Serrano (3), Muiña (1), Redondo y Lancina.

Marcador cada 5 minutos: 3-3, 4-4, 8-6, 11-7, 15-9 y 19-10 (descanso); 22-13, 23-15, 24-17, 28-19, 32-23 y 34-25 (final).

Incidencias: 2ª Jornada Liga Loterías Asobal. Alcalde Miguel Salas (Puente Genil). 800 espectadores.

Árbitros: Fernández Molina y Murillo Castro. Excluyeron por parte de los locales Revin, Vázquez y Domenech. Excluyeron por parte de los visitantes a Redondo.

Poco positivo puede rescatar el Bidasoa de su visita a Puente Genil. A pesar de conseguir las primeras ventajas del encuentro, los de Cuétara estuvieron a merced del rival casi toda la tarde y los andaluces manejaron el encuentro gestionando rentas muy cómodas. El 19-10 con el que se alcanzó el descanso habla de los problemas bidasotarras para controlar el ataque de los pontanos. Las bajas de Salinas, Crowley y Vázquez no ayudaron en nada al objetivo de sumar los primeros puntos.

Los primeros diez minutos del choque parecían presagiar un duelo igualado pero no fue así. Kauldi daba a Bidasoa la primera ventaja del encuentro después de cumplirse el 2 (1-2) y la última renta iba a llegar con un tanto de Popovic poco después (3-4). A partir de ahí, todo problemas.

El Ángel Ximénez le daba la vuelta al partido, se ponía 4 arriba y obligaba a Cuétara a detener el encuentro (min 19, 11-7). Las cosas no iban a mejorar nada en la reanudación. Los amarillos sólo iba a ser capaces de anotar 3 veces en los once minutos restantes y la ventaja del Puente Genil se disparaba hasta los nueve tantos (19-10).

Sin historia en la segunda mitad. No hubo atisbo de remontada y los locales gestionaron rentas cercanas a los 10 tantos. Al final, 34-25.