La asamblea da luz verde al nuevo presupuesto

La asamblea de socios y socias del CD Bidasoa ha aprobado un incremento del presupuesto de un 45,4% con respecto a la cuenta de resultados de la temporada 2018-2019, lo que supondrá que las previsiones de ingresos ascenderán a 1.195.589 euros, frente a los 822.234 euros con los que se ha cerrado el último ejercicio. Este crecimiento está fundamentado en dos pilares: uno, en la participación del Bidasoa Irun en la próxima edición de la Velux EHF Champions League; y otro, en el incremento de la partida de patrocinios, tanto de empresas que ya están vinculadas a la entidad como de la incorporación de nuevas firmas al proyecto bidasotarra.

La cita anual,a la que han asistido 115 socios, se ha celebrado esta tarde de lunes en el centro cívico Palmera Montero de Irun y además del contenido económico habitual de estas asambleas, ha contado con la intervención inicial del presidente de la entidad, Gurutz Aginagalde, que tras el subcampeonato de la Liga Asobal, ha felicitado “por la parte que les corresponde a la plantilla, al cuerpo técnico, a miembros de la anterior directiva y a todas las personas que desde el comienzo de la temporada y hasta mayo han trabajado para ayudar a conseguir este éxito”.

“Este logro de la pista nos llevaba a tener que hacer un trabajo en los despachos que diera continuidad al subcampeonato”, ha explicado Aginagalde a los socios, ante quienes ha reconocido que “el club ha superado sus momentos económicos más críticos, pero no estamos en una situación que permita hacer cualquier cosa, por lo que teníamos claro que a Europa íbamos a ir, lo mismo si era a la Champions que a la Copa EHF, si los gastos de la competición los podíamos afrontar con los propios ingresos que nos generara la competición: aportaciones empresariales, institucionales, los abonos y las entradas europeas… Era la única manera de poder participar en Europa y solo así lo podíamos hacer”.

Más allá del primer equipo, el presidente de la entidad bidasotarra también ha esbozado los próximos pasos del proyecto deportivo de la entidad bidasotarra, que buscará acercarse más al balonmano guipuzcoano: “Empezamos por casa. Tenemos un acuerdo con Hondarribia Eskubaloia para la cesión de sus derechos deportivos, cuya estructura deportiva pasará a depender del Bidasoa. Para trabajar de manera más coordinada en el balonmano guipuzcoano era obligatorio dar este primer paso con Hondarribia al que se le suma el acercamiento a Hendaia”.

En su repaso de la situación del club, Gurutz Aginagalde ha puesto en valor la proyección que ha ganado la entidad en este último año. Sin ir más lejos, se han podido ver en abierto dos de cada tres partidos del Bidasoa Irun y en Artaleku se ha colgado en diversas ocasiones el cartel de no hay entradas: “Todo esto nos está situando como referentes, tanto en la Liga, como ante patrocinadores y seguidores de otros clubes, por lo que tenemos que agradecer a la contribución de nuestra afición, tanto la de Irun como la del resto de Gipuzkoa, Iparralde y el norte de Navarra. Más cuando el papel de la afición volverá a ser clave el año que viene”.

Una temporada “ilusionante y exigente”, con “dos grandes retos” como la Liga Asobal y la Velux EHF Champions League que coincidirán con el 25º aniversario de la consecución de la Copa de Europa de Zagreb (1994-1995) y el 50º aniversario del primer ascenso a División de Honor.