«Ganas de probar nuestro balonmano en Europa»

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, tiene ganas de que su conjunto «ponga a prueba» su estilo de juego en la Velux EHF Champions League. «Sabemos que cambia, sabemos de la dificultad y que es un nivel superior, pero tenemos muchas ganas para ver cómo rendimos en competición europea», asegura el técnico amarillo, quien afronta la andadura que comienza este sábado en Eslovaquia (18.00 horas, ETB4 y Teledeporte) «contento de disfrutarla, pero siendo ambiciosos».

«Nos va a desgastar pero también nos hará mejores: a jugadores, a técnicos y al club, porque la exigencia, también en el ámbito institucional y logístico, es altísima. Nos dará un poso que nos hará a todos un mejores», desarrolla Cuétara, que tiene «confianza en que el equipo va a ser competitivo. Como no tenemos referencias, nos cuesta». La primera de las realidades que deja ya el grupo C de la Fase de Grupos es la victoria a domicilio del IK Sävehof ante Cocks (25-30). «Cada partido es distinto», relativiza Cuétara, quien avisa de que el equipo finlandés «la temporada pasada perdió en Europa no sé cuántos partidos solo por un gol. La competición lo iguala todo. En la competición europea nos vamos a enfrentar a equipos mucho más físicos y no sé establecer la relación de nuestro balonmano a un nivel tan físico, no solo por los jugadores, sino también por los arbitrajes. Tenemos confianza en ser competitivos».

«Hablamos de clubes con muchísimo más presupuesto», ahonda el preparador amarillo, que añade un ejemplo: «El Sporting de Portugal también estaba buscando un zurdo, porque no lo había encontrado, y ficha a Marco Vujic. Está muy por encima en cuanto a potencial en muchos aspectos, pero vamos a poner a prueba nuestro balonmano, porque tenemos confianza en lo que hacemos».

Con el choque de Presov ante Tatran en mente, reconoce que tiene el rival estudiado: «Tenemos bastante estudiado y vamos a ver si somos competitivos y podemos dar la sorpresa». Sobre las características del choque, recuerda que «es un primer partido, y los primeros partidos son nerviosos. Ellos han jugado muchos partidos de pretemporada, empezaron a entrenar un mes antes y llevan tres partidos de su liga y otros dos de la Liga SEHA, pero es un primer partido. Son partidos extraños, de nervios, la Champions es importantísima para ellos, juegan en su casa, querr´án agradar… Vamos a ver si damos la sorpresa en un partido de nervios. Tenemos confianza en lo que hacemos y somos sólidos».

De momento, los dos partidos de la Liga Asobal disputados ante Abanca Ademar y Barça ayudan «sin duda» para afrontar el choque del Tatran Handball Arena: «Han sido equipos de mucho contraataque y somos el mejor repliegue de la Liga Asobal. Nos han puesto a prueba dos equipos que van a muerte al contraataque y hemos aguantado muy bien los dos partidos. Eso nos va a venir muy bien. ¿Son físicos (los equipos europeos)? Más que el Barça no van a ser y hemos aguantado muy bien. Han sido muy buenas pruebas».