¡Eskerrik asko afición! (Helvetia Anaitasuna 24-23 Bidasoa-Irun)

24 – Helvetia Anaitasuna: Nordlander (15 paradas); Gastón, Bazán (2), Mota, Goñi (2), Oswaldo Guimaraes (2), Nantes (6) -siete inicial-, Ugarte (4), Aguirrezabalaga, Ceretta, Balenciaga (2), Adarraga (1), Etxeberria (5), Barricart y Chocarro.

23 – Bidasoa Irun : Ledo (13 paradas); Crowley (7, 2p), Odroizola (1), Serrano, Renaud-David (3), Salinas (1), Lancina (3) -siete inicial-, Popovic, Redondo, Nonó (5), Muiña (2) y Cavero (1).

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 5-3, 6-6, 7-7, 7-10, 11-13 (descanso). 13-15, 16-16, 19-17, 23-18, 23-21, 24-23 (final).

Árbitros: Hnos Escudero. Excluyeron dos minutos a Mota, Nantes y Aguirrezabalaga (2), del Anaitasuna, y a Renaud-David y Popovic, del Bidasoa.

Incidencias: 13ª jornada Liga Loterías Asobal. Pabellón Anaitasuna (Pamplona). 1100 espectadores, un centenar del Bidasoa.

Cerca estuvo el Bidasoa de puntuar en la pista del segundo clasificado de la Liga Asobal. Apoyados por un centenar de aficionados llegados desde Irun, los de Jacobo Cuétara entraron algo fríos al encuentro pero tuvieron momentos de gran inspiración en el primer periodo. Tras el 3-1 materializado por el capitán local Goñi (min 5), los bidasotarras empezaron a carburar en ataque y el choque empezó a reflejar los primeros empates. Nonó, en una de sus primeras acciones, ponía el 5-5 cuando se cumplían doce minutos de juego.

Un tanto de Crowley, infalible toda la noche, ponía por delante por primera vez a los amarillos (6-7, min 16). Iba a ser la antesala a los minutos mágicos del Bidasoa, los que transcurrieron del 20 al 26. En ese tiempo, los de Cuétara endosaron a su rival un parcial de 0-5 con goles de todos los colores. Al contragolpe, desde 9 metros, en penetración. La defensa funcionaba a la perfección y obligaba al Helvetia a atacar al borde del pasivo.

Con el 7-12 (min 26), llegaba la reacción local antes del descanso. Nordlander aumentaba todavía más sus números bajo portería y la ventaja se reducía a la mínima (11-12 min 29). Lancina iba a conseguir el último tanto de la primera mitad para dejar la ventaja amarilla en dos goles (11-13).

Los bidasotarras han seguido gozando de ventajas en la reanudación (13-16, min 6), pero un parcial de 4-0 volvía a poner por delante a los navarros después de muchos minutos (17-16). Los locales iban a alcanzar su máxima a diez del final, con 23-18. El partido enloquecía con las exclusiones de Renaud, Popovic y Aguirrezabalaga, y Anaitasuna sacaba rédito con los tantos de Oswaldo y Etxeberría desde campo propio, a portería vacía.

Parecía que el buen partido del Bidasoa no le iba a permitir llegar con vida al final, pero los de Cuétara no se iban a rendir todavía. La defensa volvía a subir la intensidad y Nonó ponía el 24-23 a falta de 60 segundos. Tiempo suficiente para volver a recuperar el balón, pero no para batir a Nordlander y salvar un punto. Esfuerzo sin recompensa. ¡Eskerrik asko afición!