Un 2019 de vuelta a la Champions

El año 2019 también ha sido el de la vuelta de la VELUX EHF Champions League a Artaleku. El Bidasoa Irun ha disputado en la primera fase de la máxima competición continental, la de grupos, una decena de partidos en las que consiguió una racha de nueve partidos sin conocer la derrota, con seis victorias y tres empates, y el liderazgo del grupo C en un choque ante Sporting Clube de Portugal que pasará a estar entre los más recordados de la prolija historia de Artaleku. No son, sin embargo, los únicos destacados de este regreso continental.

El Bidasoa Irun, antes del partido contra Cocks en Artaleku. Foto: Arrate Morales.

Regreso victorioso 23 años después. El C.D. Bidasoa volvió en septiembre con el duelo ante Tatran Prešov en Eslovaquia y la semana siguiente en Irun ante Cocks a la máxima competición europea por clubes 23 años después de su última participación, cuando alcanzó la final de la temporada 1995/1996. Lo ha hecho con seis victorias, tres empates y una derrota que le han permitido lograr 15 puntos, liderar el grupo C y clasificarse al play-off de febrero.

Récord de triunfos y de partidos sin perder. Los nueve primeros partidos de la fase de grupos, unidos al choque de vuelta de la final de la temporada 1995/1996, suponen un nuevo hito en la historia europea del club, ya que baten las dos rachas anteriores de partidos ganados e imbatido. Las de triunfos consecutivos y las de partidos sin perder coinciden: la primera fue entre enero y febrero de 1995 (25-18 contra THW Kiel; 19-20 en Francia ante OM Vitrolles; 24-19 ante Dukla Praga en Artaleku y 22-21 ante el equipo galo en casa); mientras que la segunda racha fue un año después, entre enero y febrero de 1996 (28-29 ante MKB Veszprém KC en Hungría, 27-16 contra ABC Braga en Irun, 30-27 en Artaleku ante THW Kiel y 18-27 ante el equipo portugués).

Centenario continental. El partido disputado en el pabellón João Rocha de Lisboa fue especial, ya que además del valor y la importancia del propio choque, el Bidasoa Irun afrontó entonces el partido número 100 en competición europea. Completada la fase de grupos de la VELUX EHF Champions League, el equipo amarillo suma 106 choques continentales, en los que presenta 67 victorias, 13 empates y 26 derrotas en 14 temporadas. En las cuatro participaciones en la máxima competición continental, el balance de los 42 partidos disputados es de 28 victorias, 6 empates y 8 derrotas.

Renaud-David lanza a portería en el duelo ante IK Sävehof en Artaleku. Foto: Eduardo Ágreda.

Marca de goles a favor. La victoria 39-23 contra IK Sävehof en Artaleku además de servir para alcanzar el liderazgo del grupo C supuso que el Bidasoa Irun batiera su máximo anotador en una competición europea, que hasta la fecha eran los 38 goles que encajó el Arkatron de Minsk en la Recopa de la temporada 1997/1998 y los que se llevó Pölva Serviti en la Copa EHF 2006/2007. El partido contra IK Sävehof también sirvió para romper la marca de la mayor victoria en Champions, con una diferencia de 11 tantos (ante ABC Braga, 27-16 en enero de 1996). Con 297 goles, el Bidasoa Irun es el décimo equipo más goleador entre los 28 que conforman la competición. El extremo zumaiarra Kauldi Odriozola es el máximo realizador bidasotarra, con 39 goles, seguido de Léo Renaud-David (38) y Rodrigo Salinas (34).

Equipo menos goleado. Concluida la primera fase en los grupos C y D, y completadas las diez primeras jornadas en los grupos A y B, el Bidasoa Irun repite en Europa el éxito conseguido en la Liga Asobal, ya que ha sido el equipo menos goleado con 246 tantos encajados (24,6 por partido), seguido de MOL-Pick Szeged (251 tantos), C.S. Dinamo Bucarest (256) y Orlen Wisła Płock (260).

Amplio respaldo y seguimiento. Con más de 9.200 espectadores en los cinco choques disputados en Irun, Artaleku ha registrado en una entrada media de 1.847 aficionados, lo que se traduce en el 95% de su capacidad. Este seguimiento no se limita solo a Gipuzkoa, ya que además de poder seguir los diez encuentros tanto por ETB como por Teledeporte, la afición ha apoyado al equipo que entrena Jacobo Cuétara en desplazamientos lejanos como el de Riihimäki, Partille y Lisboa, adonde acudió centenar y medio largo de seguidores.

La plantilla bidasotarra celebra el empate ante Sporting Clube de Portugal, que certificó de manera matemática el liderato del grupo C. Foto: Eduardo Ágreda.

Un 2019 de marca (I)

El Bidasoa Irun cerró el domingo en Valladolid sus compromisos oficiales en 2019, que arrancaron ante Helvetia Anaitasuna en febrero. Más de 40 encuentros oficiales entre la Liga Asobal, la Copa del Rey y la Euskal Kopa, habituales en los últimos años y a las que se ha sumado el regreso a la rutilante VELUX EHF Champions League. ¿Cuáles han sido los datos más destacados del equipo en esta primera mitad? ¿Y en el conjunto de 2019?

Máxima puntuación en una primera vuelta. Los 24 puntos que el Bidasoa Irun ha conseguido en esta primera vuelta en la Liga Asobal suponen alcanzar el máximo que el conjunto guipuzcoano firmó en la temporada 1994/1995, la de la segunda Liga. En las ligas con 16 equipos y sistema de dos vueltas, la segunda máxima puntuación fue en la temporada 1995/1996, con 21 puntos; seguidos de los 20 puntos en la 1996/1997 y los 19 de la pasada temporada.

La plantilla bidasotarra celebra la victoria liguera ante Fraikin BM. Granollers. Foto: Arrate Morales.

50 puntos en 2019. El Bidasoa Irun cierra 2019 tras conseguir 50 puntos en Liga, cifra resultante de sumar esta primera vuelta y la segunda vuelta de la temporada anterior. Así, en estos 30 partidos, el Bidasoa Irun ha marcado un ritmo de 1,6 puntos por choque, solo por detrás del Barça (59 puntos; 1,96). Detrás del Bidasoa Irun se sitúan BM. Logroño La Rioja (46 puntos, 1,53 por encuentro), Abanca Ademar León (44; 1,47), Liberbank Cuenca (36; 1,2) y Fraikin BM. Granollers (34; 1,13).

Equipo menos goleado de la primera vuelta. El equipo que entrena Jacobo Cuétara vuelve a ser por segundo año consecutivo el menos goleado en la primera vuelta. Si ya en los 30 partidos de la pasada temporada consiguió ser el equipo que menos veces recogió el balón de las redes de su portería, en la primera mitad de este año ha conseguido mantener una de las señas de identidad, ya que una parte importante del éxito amarillo reside en su defensa, apoyada en la portería en Rangel Luan y en Xoán Ledo. Con 363 goles encajados, ha recibido 24,2 goles de media por partido, seguido del Barça (375, 25), Liberbank Cuenca (388, 25,8), Viveros Herol BM. Nava (392, 26,1) y Abanca Ademar León (393, 26,2).

Artaleku, fiable. El equipo que entrena Jacobo Cuétara ha vuelto a echar mano de uno de los ingredientes del éxito de la temporada pasada: la solidez en casa. En Irun ha ganado los siete compromisos tras la derrota inicial contra el Barça (23-26). En estos ocho partidos en casa, el equipo amarillo ha marcado 230 goles (28,75 por encuentro) y ha encajado 191 (23,87).

Rodrigo Salinas y Jon Azkue se abrazan al término de un partido en Artaleku. Foto: Arrate Morales.

El gol, tarea de todos. Con 58 goles, Rodrigo Salinas es el máximo goleador de la escuadra amarilla, seguido de Kauldi Odriozola (52) y Jon Azkue (52), y Léo Renaud-David (44) y Esteban Salinas (44). En la clasificación general de goleadores de la Liga Asobal, el lateral derecho chileno se encuentra en el puesto 21º, los dos jóvenes guipuzcoanos comparten escalón en 28ª posición y Renaud-David y Esteban Salinas se encuentran en 51º puesto. El Bidasoa Irun ha firmado 416 tantos en esta primera vuelta.

660 puntos. En esta primera vuelta el Bidasoa Irun también ha conseguido superar dos estadísticas históricas. Por un lado, suma 660 puntos en 636 partidos disputados en 22 de las 30 temporadas de la Liga Asobal desde que esta echó a andar con el Bidasoa como uno de sus fundadores; y por otro, el equipo amarillo ha vuelto a poner en positivo la diferencia de goles: 28 goles a favor entre los goles anotados y los encajados. Por cierto, al comienzo de la segunda vuelta el primer equipo del C.D. Bidasoa tiene dos cifras a seguir: la de goles marcados y los recibidos, ya que ambas están cerca de los 16.000 (15.996 a 15.968).

De Lleida a Valladolid. La clasificación para la XXX Copa Asobal trajo consigo que el Bidasoa Irun repitiera presencia en la competición que reúne a los mejores de la primera vuelta. Tras el regreso a este trofeo 23 años después de la última participación, el equipo de Cuétara ha repetido presencia y resultado. Tras derrotar al anfitrión Recoletas Atlético Valladolid en las semifinales (30-33), el equipo se proclamó subcampeón al caer en la final ante el Barça 30-22 en un fin de semana en el que el equipo irundarra estuvo respaldado por cerca de 200 aficionados guipuzcoanos.

La plantilla bidasotarra aplaude a la afición tras el partido de Nava de la Asunción. Foto: Daniel Pérez.

Lista de espera. El Bidasoa Irun ha alcanzado en esta temporada de regreso a la VELUX EHF Champions League su máximo histórico de socios contemporáneo: 1.484 abonados. Con el atractivo de la máxima competición continental y pese a que todos los partidos de la primera vuelta liguera se han disputado en martes o miércoles, el club se encuentra en un gran momento social, lo que también se traslada a partidos a domicilio. El equipo ha contado con el apoyo de la afición en partidos europeos como el de Lisboa (150 aficionados), Partille (50 hinchas) y Riihimäki (una veintena), o de la Liga como Pamplona (150 seguidores), Nava de la Asunción (80 bidasotarras) o este pasado fin de semana, con casi 200 aficionados en la final de la Copa Asobal en Valladolid.

Apoyos imprescindibles. Además del respaldo de la afición, en este 2019 ha sido determinante el apoyo de las instituciones públicas y privadas al proyecto. La Diputación Foral de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de Irun y el Grupo Moyua continúan con su decidida apuesta por el C.D. Bidasoa, a los que hay que sumar Diatec, BPXport, Irizar, Go Fit, Hospital de Día Quironsalud Donostia, Bodegas Altanza, I&D Trans y Vertiz Ford como empresas más destacadas entre las que apoyan el proyecto deportivo y social del club bidasotarra.

Tercer equipo más televisado. Si el año pasado los operadores de televisión retransmitieron 9 de los 15 partidos de la primera vuelta bidasotarra, esta temporada la cifra se eleva a 11, lo que sitúa al Bidasoa Irun como tercer equipo más televisado por detrás del Barça (14), y Abanca Ademar León (13). Ocho de los choques ligueros del equipo de Cuétara se han podido seguir por la app de LaLigaSports, mientras que tres choques se han visto a través de Gol TV.

Los jugadores y el cuerpo técnico del Bidasoa Irun posan con el trofeo de subcampeón de la XXX Copa Asobal en Valladolid. Foto: Eduardo Ágreda/Asobal.

“Primera vuelta para enmarcar”

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, consideró tras la final de la Copa Asobal que su equipo ha firmado “una primera vuelta para enmarcar”, en la que ha terminado tercero en la Liga Asobal con 24 puntos, líder del grupo de la VELUX EHF Champions League y subcampeón de la Copa Asobal. “ Vamos poniendo nuestro nombre en las finales y en la historia”, afirmó el técnico bidasotarra, que se mostró ambicioso para el futuro: “Queremos seguir creciendo”.

“Teníamos las lógicas dudas de tener dos competiciones paralelas tan duras e importantes como la VELUX EHF Champions League y la Liga Asobal, de ver cómo podíamos defender las dos con calidad. 24 puntos en Liga, superados por el Barça y la barbaridad de puntos de Abanca Ademar de León, primeros de grupo en la Champions y con ilusión para la eliminatoria para entrar en octavos”, dijo Cuétara, que también añadió “la final de la Copa Asobal por segundo año consecutivo y ponemos el broche de oro. Vamos poniendo nuestro nombre en las finales y en la historia”.

“Estamos en una fase de meternos en las finales y de conseguir experiencia”, aseveró el entrenador bidasotarra, que confió en que “con el paso del tiempo estemos para ganarlas. Estoy convencido de ello y posiblemente Pasqui (Xavier Pascual, entrenador del Barça) también esté convencido de ello de que dentro de unos años estaremos para competir contra ellos”.

“Nos hemos saltado en la progresión muchos escalones”, alabó Cuétara cómo el equipo ha superado objetivos uno tras otro: “Muchas veces no da tiempo a saborear y valorar los éxitos y la mejora. En Irun estamos en un momento en el que sí se está valorando, esperemos que siga siendo así, y somos ambiciosos: queremos seguir creciendo”.

El técnico subrayó además la “implicación de la afición, que se siente identificada con el escudo y con el equipo. Está muy orgullosa de nosotros, de nuestros valores de esfuerzo, entrega, de que lo colectivo prime sobre lo individual… Eso hace que la afición se sienta identificada”.

Sobre la final, el técnico asturiano se mostró “contento”: “Con el desgaste, queda la duda de que en un momento determinado nos rompen. Hemos intentado mantenernos en partido, en esos 4-5 goles, a ver si podían ser alguno menos, con nuestras señas de identidad, intentando buscar cómo ser competitivos contra ellos y a ver si podíamos llegar no muy descolgados al tramo final, donde todo puede cambiar un poco”.

“El partido lo hemos enfocado para ganar, pero sabemos de las dificultades y lo hemos terminado para maquillar. Esas son las circunstancias”, dijo Cuétara, que reconoció que el equipo notó “mucho las bajas de Rudy Seri y Paco Barthe, que para nosotros son claves en el trabajo defensivo y a la hora de rotar, y hemos sufrido el jugar el segundo partido tras la prórroga de ayer, más todo el desgaste que tenemos”. No obstante, aseguró que “no es excusa. Estoy contento del trabajo, se hicieron las cosas tal y como las habíamos planteado, y luego por circunstancias y el rival, que ha jugado muy bien, nos han sacado esta diferencia”.

Tras la final de Valladolid, la primera plantilla descansará hasta el 8 de enero, días que Cuétara consideró “importantes para volver a cargar pilas y afrontar con muchas ganas la segunda vuelta”.

Azkue, Ledo y Odriozola, al Cuatro Naciones

Azkue, Ledo y Odriozola.

Los jugadores del Bidasoa Irun Jon Azkue, Xoán Ledo y Kauldi Odriozola han sido convocados por el seleccionador español, Jordi Ribera, para disputar el Torneo Cuatro Naciones entre el 27 y el 29 de diciembre en Polonia. La cita se disputará en el Arena Jaskółka Tarnów de esta localidad polaca próxima a Cracovia y además de España, que estará dirigida por el técnico César Montes, participarán la anfitriona, Bielorrusia y Emiratos Árabes Unidos.

El primer partido lo disputarán el día 27 a las 20:30 horas ante el combinado local; el segundo, un día después a las 17:30 horas ante Bielorrusia; y cerrarán el Torneo ante Emiratos Árabes Unidos a las 18:15 horas.

¡Subcampeones (30-22)!

El Bidasoa Irun se proclamó subcampeón de la Copa Asobal por segundo año consecutivo tras caer en la final disputada en Valladolid contra el Barça. El equipo que entrena Jacobo Cuétara entró al choque con el pie derecho. A las paradas iniciales de Rangel Luan, un siete metros incluido, le siguieron los tantos de Rodrigo Salinas e Iker Serrano para establecer las primeras ventajas bidasotarras. A partir del empate a cuatro con el que se llegó al parcial del minuto 10, fue el Barça quien tomó el mando del choque hasta llegar a la máxima renta de la primera mitad (15-8, minuto 26). El segundo tiempo muerto amarillo permitió una pequeña reacción que dejó la desventaja al descanso en seis tantos (16-10).

Ese acercamiento se prolongó en los primeros minutos de la segunda mitad, donde el Bidasoa Irun, que contaba con las ausencias de Paco Barthe y Rudy Seri por lesión, mantuvo la desventaja de cinco o seis goles. El conjunto catalán consiguió abrir una brecha nada más enfilar los últimos diez minutos del choque (min. 51, 28-17), aunque un parcial final de 2-5 para los amarillos permitió cerrar el marcador en el definitivo 30-22.

Con este resultado, el Bidasoa Irun logra por tercera vez en su historia el subcampeonato de la Copa Asobal en una final que contó con cerca de 200 seguidores provenientes de Gipuzkoa. El equipo descansará ahora hasta el 8 de enero y reanudará la competición oficial la primera semana de febrero, cuando Abanca Ademar León visite Artaleku en la 16ª jornada de la Liga Asobal.

Ficha
30 – Barça
(16+15). Moller, Tomás (2), Ariño (4), Mem (7), Cindric (4, 1 pen.), Palmarsson, Fabregas (2); Pérez de Vargas, Entrerríos, Sorhaindo (2), Andersson, N’Guessan (2), Gómez (5, 2 p.), Petrus, Dolenec (1), Pascual (1).

22 – Bidasoa Irun (10+12). Rangel, Cavero (1), Crowley, Kauldi (3, 1 pen.), Serrano (3), Tesoriere, Da Silva; Ledo, Orbovic (1), Zabala (1), Esteban Salinas (2), De la Salud (2), Renaud-David (3), Rodrigo Salinas (3), Azkue (3).

Parciales. 1-2, 4-4. 7-5, 9-6, 13-8, 16-10; 17-12, 20-13, 23-15, 25-16, 28-18, 30-22.

Árbitros. Raluy y Sabroso. Excluyeron al barcelonista Petrus (dos veces) y a Renaud-David, Tesoriere y Da Silva por parte bidasotarra.

Incidencias. Final de la XXX Copa Asobal disputada en el pabellón Huerta del Rey (Valladolid) ante más de 2.000 espectadores, más de 150 bidasotarras.

¡A la final (30-33)!

El Bidasoa Irun derrotó 30-33 al anfitrión de la XXX Copa Asobal, Recoletas Atlético Valladolid, para en la prórroga lograr el billete para la final de este domingo. Desde el tanto de Rudy Seri fue el conjunto guipuzcoano quien comandó la primera mitad salvo en el 3-2 (minuto 4) y el posterior empate a tres (min. 5). A partir de ahí, el marcador se tiñó de amarillo y lo hizo con rentas cortas y estables hasta la recta final, cuando pese a la inferioridad numérica, el equipo irundarra se mantuvo firme y marcó por mediación de Rodrigo Salinas e Iker Serrano un parcial de 0-2 para situar el 11-14 del entreacto.

La reanudación arrancó favorable a los intereses irundarras, ya que gracias a un parcial de 0-2 en inferioridad se situaba 14-18 (min. 37). Era la máxima renta hasta el momento, cifra que con el paso de los minutos llegaría a cinco tantos con el 17-22 que firmó Xoán Ledo desde su portería (min 44.). Tras el 20-25 del minuto 51, el equipo local reaccionó con un 8-3 que le permitió forzar la prórroga. En los dos tiempos añadidos de cinco minutos, el Bidasoa Irun cerró la defensa y con Rangel bajo palos, volvió a tomar la delantera que había tenido durante casi todo el encuentro y le permite jugar su segunda final de la Copa Asobal consecutiva.

Tras este choque, el Bidasoa Irun afrontará este domingo en el mismo escenario el último compromiso oficial de 2019: la final de la XXX Copa Asobal ante el Barça, que este sábado derrotó 39-30 a Abanca Ademar León.

Ficha
30 – Recoletas Atlético Valladolid
(11+17+1+1). César Pérez (p.), Adrián Fernández (3, 1 p.), Rubén Río (5), Patrianova (1), Dourte, Miguel Camino (3), García (2); Calle, Diego Camino (7, 6 p.), Nico López (1), Álvaro Martínez (6), Miguel Martínez, Roberto Pérez (1), Víctor Rodríguez (1).

33 – Bidasoa Irun (14+14+2+3). Ledo (p., 1), Zabala (2), Odriozola (5), Esteban Salinas (4), Tesoriere, da Silva, Seri (2); Rangel Luan (p.), Cavero (1 p.), Orbovic (1), Crowley (1), Serrano (2), De la Salud, Renaud-David (3), Rodrigo Salinas (8), Azkue (3).

Parciales. 3-2, 4-6, 6-7, 7-9, 9-11, 11-14; 13-16, 16-20, 17-22, 20-23, 24-25, 28-28; 29-30, 30-33.

Árbitros. Álvarez Mata y Bustamante López. Excluyeron a Nico López por parte del conjunto vallisoletano, y a Esteban Salinas (dos), Tesoriere, Seri y Da Silva.

Incidencias. Unos 1.800 espectadores en Huerta del Rey en la segunda semifinal de la XXX Copa Asobal, entre ellos, centenar largo de aficionados bidasotarras.

«Llegamos en muy buen momento»

El jugador del Bidasoa Irun Jon Azkue reconoció que los jugadores están “inmensamente felices” de conseguir cerrar la primera vuelta con 24 puntos y la clasificación para la Copa Asobal. Tras esta primera fase de la temporada con 25 choques, Azkue no destacaría ninguno en especial, “sino el conjunto de lo que hemos tenido que jugar y sufrir, ha habido partidos mejores y otros peores, grandes remontadas y momentos en los que no salía nada. El equipo ha seguido creyendo y luchando con el objetivo de conseguir el máximo de puntos en Liga Asobal e intentar pasar de ronda en la VELUX EHF Champions League. Hemos cumplido con todos los sueños, más incluso que retos”.

El broche final llegó con la victoria ante Liberbank Cantabria Sinfín: “Para nosotros era una final. Teníamos en nuestras manos la posibilidad de entrar en la Copa Asobal y es algo que no se puede disfrutar muchas veces, por lo que teníamos muy claro que era una final, que aparte de conseguir los dos puntos queríamos meter el morro en la Copa Asobal y hemos jugado con esa intención”.

Con la vista puesta en el torneo del fin de semana, el central oriotarra explicó que “el año pasado era un regalo entrar y este año, con todas las complicaciones de jugar tantos partidos, era un reto para nosotros. Se han tenido que dar ciertos resultados estas últimas jornadas, pero el equipo no ha dejado de creer para meterse entre los tres mejores. Vamos con las ganas y la ilusión de volver a hacer lo que hicimos el año pasado, llegar lo más lejos posible y disfrutar de algo que es muy complicado de conseguir”.

Azkue reconoce que “hay saturación, pero hemos llegado después de 25 partidos, nos quedan tres días y hemos peleado por algo que hemos soñado. Todo eso queda en segundo plano y estamos muy mentalizados en hacerlo lo mejor posible, dar lo mejor que tengamos y luego ya descansaremos”.

“No dejaremos un gramo de fuerza en el banquillo”, zanjó Azkue, que ve al equipo “en un muy buen momento. La acumulación de partidos está ahí, pero es el momento de darlo todo y dejar todas nuestras fuerzas en la cancha. Estamos capacitados para pelear contra cualquier equipo”.

Octava participación en la Copa Asobal

Con su clasificación para esta XXX Copa Asobal, que se disputa este fin de semana en el pabellón Huerta del Rey de Valladolid, el Bidasoa Irun participará por octava vez en esta competición que ganó en la temporada 1992/1993 tras derrotar al Teka Santander, y de la que fue subcampeón en las temporadas 1991/1992 y 2018/2019.

El CD Bidasoa, entonces Elgorriaga Bidasoa, debutó en el trofeo el segundo año que se disputaba. La sede de aquella edición, que se celebró el 3 y 4 de enero de 1992, fue Santander y tras eliminar al Atlético de Madrid en la semifinal (18-17), el conjunto entrenado por Juantxo Villarreal cayó 26-25 ante el Teka local.

Un año después en Moguer (Huelva), Elgorriaga Bidasoa logró su primera y de momento única Copa Asobal. Tras derrotar al malacitano Puleva Maristas (30-28), la final fue la misma a la del año anterior, aunque concluyó con marcador favorable al Bidasoa (27-23). El ruso Vladislav Kalarash resultó decisivo al firmar un tercio de los goles bidasotarras.

La temporada siguiente, 1993/1994, el Granollers fue el verdugo de Elgorriaga por 26-24, mientras que el año siguiente fue el FC Barcelona quien eliminó en semifinales a un conjunto chocolatero que esa temporada se haría con la Liga y la Copa de Europa.

Las quinta y sexta participaciones del CD Bidasoa se saldaron con sendas eliminaciones en semifinales ante el mismo rival, el Caja Cantabria de Santander (18-16 en diciembre de 1995; y 22-17 en 1996).

Casi 22 años después de aquella Copa Asobal, el Bidasoa Irun regresó hace doce meses a la competición que estas temporadas reúne a los mejores equipos de la primera vuelta. Lo hizo en Lleida con un subcampeonato, tras derrotar a Fraikin BM. Granollers en semifinales 25-30 y caer 23-37 ante el Barcelona Lassa en la final.


Últimos minutos de la retransmisión de la final de la Copa
Asobal 1992/1993 en Palos de Moguer, donde Elgorriaga Bidasoa se hizo con el título.

«Tenemos que saborear los grandes momentos»

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, se declaró “contentísimo de acabar con 24 puntos, terceros en la primera vuelta, líderes en nuestro grupo de la VELUX EHF Champions League, etc., y encima con el colofón de entrar en la Copa Asobal, de estar en las grandes competiciones”.

El técnico bidasotarra reconoció que entrar en la competición que reúne a los mejores de la primera vuelta de la Liga Asobal ha sido más complicado esta temporada, ya que “como organizador Recoletas Atlético Valladolid quita una plaza y aumenta la dificultad, además del ritmo de puntuación con el que hemos ido los equipos, que ha sido una barbaridad”. Por esta razón, reconoció que “es un error no saborear los grandes momentos, los éxitos y las victorias. Vamos normalizando los éxitos, pasa todo tan rápido que cuando conseguimos un éxito ya estamos preparado el siguiente y no da tiempo a saborearlo. Es un error”.

Sobre el partido contra Liberbank Cantabria Sinfín, explicó que “detalles posibilitaron que se acercasen en el marcador, pero la sensación era de control del partido. La primera parte ha sido muy sólida y en la segunda nos hemos dejado un poco ir, hemos rotado más y hemos dosificado con riesgos controlados, pero en balonmano hemos visto muchos casos que te pueden remontar. Hay que ir con cautela pero dosificando esfuerzos”.

Al término de la primera vuelta, el técnico asturiano valoró más “conseguir 24 puntos habiendo simultaneado Liga Asobal y VELUX EHF Champions League. A 24 puntos es muy difícil llegar, el año pasado conseguimos 19, y este año lo hemos conseguido jugando 25 partidos del nivel que hemos jugado, más los viajes… Al principio había dudas de cómo íbamos a competir y resulta que hemos marcado 24 puntos y somos líderes del grupo de la VELUX EHF Champions League. Hemos superado las expectativas de todo el mundo y las nuestras, también”.

El cadete masculino de Liga Vasca, en la Minicopa Asobal

El cadete masculino de Liga Vasca, el Zaisa Bidasoa Irun, debutará este viernes en la XII Minicopa Asobal, que se disputa en Valladolid. Lo hará contra el Barça Cadete después de haber quedado encuadrado en el Grupo A en el sorteo que se efectuó el miércoles por la noche en el pabellón Huerta del Rey. El mismo viernes a las 20:00 horas la cita del equipo que entrena Javi Sáez será contra el equipo vallisoletano de Handvall Valladolid, uno de los dos equipos invitados a la competición. El sexto equipo es CD BM Delicias Play 360, mientras que los otros dos clubes del grupo B son Abanca Ademar León y el organizador Synersight Recoletas Atlético Valladolid. Los tres choques de cada uno de los dos grupos se disputarán en el pabellón Canterac de la capital pucelana.

Los dos primeros clasificados de cada grupo se cruzarán en la matinal del sábado en las semifinales, que a las 12:00 horas y a las 13:30 horas se disputarán en el pabellón Huerta del Rey, mientras que a las 10:30 horas se jugará el partido por el quinto puesto.

Los vencedores de las semifinales se verán las caras en la gran final de esta XII Minicopa Asobal el domingo a las 12:30 horas en Huerta del Rey, apenas dos horas después del choque por la medalla de bronce.

1 2 3