«De menos a más»

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, reconoció tras el triunfo de León que su equipo fue «de menos a más» para conseguir dos puntos que suponen «confianza y un colchón» ante el próximo calendario que tiene el conjunto bidasotarra. «Tenemos también ventaja en lo que hacemos, en el equipo, y hemos vivido muchos parciales de estos», declaró Cuétara, que vio a su equipo consciente de que podía darle la vuelta: «Lo hemos hecho en muchos momentos de la temporada pasada y sabemos que podemos conseguirlo».

«No salimos muy centrados en la primera parte», analizó Cuétara, quien reconoció que «también es verdad que hay ciertos detalles de un poco de falta de contundencia defensiva, algunos lanzamientos en situaciones fáciles, algún contraataque que les dimos… Eso en un arranque y jugando contra Ademar y en León, lo pagas». Tras este comienzo de partido, el técnico recordó que su equipo tenía «confianza en las rotaciones porque iba a ser un partido largo, por lo que teníamos que ir trabajándolo, ir frescos, para ir de menos a más».

El entrenador bidasotarra había explicado en la comparecencia previa al primer partido liguero que el objetivo principal de pretemporada, el de recuperar el tono con el que acabó el equipo la temporada pasada, se había logrado, lo que se plasmó sobre la cancha leonesa: «Lo que tenemos es que estamos muy compenetrados, que las rotaciones que nos dan un poco de frescura no notamos altibajos en el rendimiento y eso nos permite ir a largo plazo, mantener un nivel elevado durante los 60 minutos, y muchas veces es complicado para los rivales seguirnos y mantener el nivel tanto tiempo».

«Para nosotros es una continuidad del año pasado», resumió a preguntas de los periodistas en el Palacio de los Deportes, done recordó que, «quitando contra el Barça, llevamos sin perder en Liga Asobal desde 2018. Nosotros nos encontramos como si no hubiera pasado el verano. Además de ser un rival directo y de la diferencia de goles, teniendo en cuenta que la segunda jornada tenemos al Barça en casa, en la tercera jugamos fuera en Benidorm con la Champions de por medio, para nosotros es arrancar bien. Nos da un colchón para arrancar y esa confianza».

León es una de las canchas señaladas, en las que el C.D. Bidasoa ha ganado en Liga solo en cuatro ocasiones en 18 visitas (1994/1995, 2005/2006, 2018/2019 y 2019/2020): «En un escenario como este antes teníamos el miedo escénico. Hace dos temporadas creíamos que podíamos ganar, llegamos aquí, y nos superó el escenario. Cuando nos lo creímos ya era tarde. El año pasado vinimos, creímos que podíamos y lo conseguimos. Este año lo conseguimos, con más diferencia, y además, solventando un inicio muy en contra en un campo tan complicado y ante un rival tan difícil. Vamos dando pasos de experiencia en lo colectivo».

«Queremos seguir en la línea del año pasado», expresó Cuétara, quien extendió ese crecimiento deportivo de las últimas temporadas al «económico, institucional y social, y estamos en el club de los que luchan por Europa en todos los aspectos. Queremos consolidarnos deportivamente luchando por esas plazas europeas con la dificultad de competir en Champions. Creo que podemos conseguirlo».

El hecho de compaginar competiciones acarrea «un desgaste, pero también iremos sumando efectivos, porque seguimos en la búsqueda de un zurdo que esperemos que en breve pueda estar con nosotros y hemos fichado a Matheus da Silva, a quien hay que darle paciencia pero dará rotación y frescura a nuestra defensa, que es nuestra principal arma. Iremos sumando componentes y nos permitirá ir más frescos».

Arranque victorioso en León (27-33)

Kauldi Odriozola, ante Slavic en León. Foto: Ademar.

El Bidasoa Irun cosechó en León una trabajada victoria en el partido inaugural de la temporada que al poco de arrancar veía al conjunto bidasotarra con cinco tantos de desventaja. La primera parte arrancó con un fuerte dominio local, que para el minuto 6 ya había logrado una renta de cuatro goles (6-2) que complicaba el escenario de partida y llevó al entrenador bidasotarra, Jacobo Cuétara, a solicitar el primer tiempo muerto del partido. En torno al décimo minuto, la diferencia incluso se amplió a cinco tantos, con el 9-4 y el 10-5, pero a partir de ahí, el equipo amarillo logró hacer carburar la línea defensiva, con Ledo bajo palos, lo que le permitió recuperar terreno poco a poco. Con 11-7, el técnico local, Manuel Cadenas, solicitó un tiempo muerto (minuto 15) para tratar de evitar una posible reacción amarilla que terminó llegando. Un parcial de 0-3 entre los minutos 20 y 24 volvió a reducir por primera vez desde el primer minuto la distancia a la mínima, una diferencia que se mantendría en el tiempo de descanso con el 15-14.

La segunda parte se desarrolló en la misma línea con la que se habia llegado al descanso, y para el cuarto minuto de la reanudación, el Bidasoa Irun lograba una renta de dos goles (min. 34, 15-17) por mediación de Kauldi Odriozola y Jon Azkue. No se vino abajo el equipo local, que en cinco minutos neutralizó la diferencia y tomó otros dos tantos de ventaja (min., 19-17). Fue el último dominio marista del choque, ya que tras el empate a 20 del minuto 41, la defensa irundarra, con la aportación de Ledo en la portería, encajaría siete goles en los últimos 20 minutos, frente a los trece que marcó para llegar al 27-33 final.

Con esta victoria, el Bidasoa Irun arranca la Liga y la temporada con dos puntos en una de las canchas históricas de la competición y ya piensa en la segunda jornada de Liga, el miércoles a las 20.30 horas ante Barça (GolTV), en una semana que traerá la vuelta del equipo irundarra a la Champions League 24 años después.

Ficha
27 – Abanca Ademar León
.Slavic, López (4, 3 p.), Carou (3, 1 p.), David Fernández (4), Juan José Fernández (1), Jaime Fernández (3), Mosic (4); Patotski, Marchán (2), Feuchtmann (3), Lucin (2), Donlin, Pérez Arce (3, 2 p.), Carrillo, Lodos, Casqueiro.
33 – Bidasoa Irun.Rangel, Zabala, Kauldi (8), Esteban Salinas (4), Rodrigo Salinas (5, 1 p.), Azkue (4), Seri (2); Ledo, Cavero, Crowley (1 p.), Serrano (3), Barthe (1), De la Salud (1), Renaud (4), Tesoriere, Matheus Da Silva.
Parciales. 4-1, 8-4, 11-6, 12-9, 13-11, 15-14; 16-17, 19-18, 21-22, 23-25, 24-29 y 27-33.
Árbitros. García Mosquera y Rodríguez. Excluyeron a losbidasotarras Crowley, Zabala, Serrano y Tesoriere.
Incidencias. 2.260 espectadores en el Palacio de los Deportes de León. Partido de la primera jornada.

“Si damos nuestro nivel, tendremos opciones de ganar”

“La mayor preocupación del partido es que demos nuestro nivel. Si lo damos, vamos a tener opciones de ganar”. El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, ha comparecido este mediodía para analizar el primer encuentro oficial de la temporada, este viernes en León. “El primer partido de Liga suele ser un partido muy nervioso y a mí me gusta empezar fuera de casa”, ha señalado sobre un choque inaugural que suele estar caracterizado por “muchos parciales y hay que mantener el control”.

“Empezamos por todo lo alto”, ha declarado Cuétara, que ha llamado a “tener la perspectiva de que la temporada es muy, muy larga, pero vamos a jugar un partido contra esperemos un rival directo en su casa. Sabemos de la dificultad que ello conlleva contra un gran rival, con buenísima plantilla”. “Sabemos de la dificultad, pero también está la confianza de que somos los actuales subcampeones y somos el rival a batir”, ha reconocido el preparador, que ve “una dificultad extra para el Ademar en su comienzo”, más en un equipo que “no contempla la posibilidad de perder en casa; solo lo pueden contemplar contra el Barcelona. También tenemos que jugar un poco con la presión que pueden tener ellos de tener que empezar ganando”.

“Si damos nuestro nivel, estoy tranquilo por encima del rival o el escenario”, ha sintetizado Cuétara, que espera tener disponibles todos los efectivos de la primera plantilla en el estreno liguero tras la pretemporada que arrancó el 1 de agosto: “El objetivo principal era llegar al nivel de compenetración del año pasado y eso lo hemos conseguido con creces. Estoy muy contento”.

La continuidad de la plantilla es un punto a favor de ese trabajo: “Es muy positivo mantener el grupo y esa conjunción, pero siempre que el equipo tenga margen de mejora. Si mantienes pero no tienes margen, te vas a estancar aunque empieces desde un muy buen punto. A nosotros nos da la ventaja del muy buen comienzo, pero podemos seguir progresando a nivel colectivo e individual. Es el equilibrio que hemos buscado. No solo por el hecho de empezar muy compenetrados por el trabajo anterior, sino porque este grupo sigue teniendo margen de mejora. La conjunción de esos dos factores hacen que hayamos apostado por esta línea continuista en el grupo”.

Arranca una nueva temporada y arranca también con la Velux EHF Champions League, lo que no resta ilusión a la Liga Asobal: “No, la gente está muy ilusionada. Sabemos que son dos competiciones paralelas que nos pueden dar distintos objetivos. Nosotros trabajamos a muerte para ser felices por tener éxitos y ahora se abren más vías para tenerlo. Distintas competiciones paralelas que no influyen mucho en cuanto a puntuaciones la una en la otra, y el equipo está con hambre para poder triunfar en todo”.

En una comparecencia en la que se han cruzado reflexiones sobre la temporada que se avecina y el primer partido de la Liga en el Palacio de los Deportes de León, Jacobo Cuétara ha recordado cómo durante estas últimas temporadas el primer equipo ha vivido “un proceso para prepararnos para competir muy bien en este tipo de escenarios. Al principio nos superaba, luego yo me enfadaba porque creía que estábamos preparados pero luego el escenario nos superaba, pero fuimos consiguiendo algún punto como aquel de Logroño en uno de estos grandes escenarios, el año pasado ya ganamos en Logroño, Granollers y León… Hemos ido superando esos miedos escénicos en los grandes espacios”. “En eso sí estamos preparados”, ha reconocido el técnico asturiano, que ha puesto el foco en la plantilla amarilla: “Si damos nuestro nivel, vamos a tener opciones de ganar”.

Cuestionado por los rivales por la clasificación liguera para Europa, Cuétara ha planteado un nuevo reto: “Por nuestra parte llegamos la pasada temporada al nivel deportivo de esos equipos e incluso a superarles; y ahora mismo a nivel social, institucional y económico ya estamos a su nivel. Hemos dado ese paso. Ahora tenemos que adaptarnos a jugar competición europea y seguir estando con ellos. Cada vez es más difícil. Es el siguiente reto”.

Matheus, “otro pilar más”
La última incorporación bidasotarra, Matheus Francisco da Silva, completa su primera semana de trabajo en Irun. Un jugador que “puede ser muy importante de cara a futuro en ese trabajo defensivo y que a día de hoy nos permite dar una rotación de calidad”, en palabras de Cuétara, que ha pedido “paciencia con él porque va a tener el hándicap de meterse en la competición en un equipo muy conjuntado en cuanto a sistema”. Ya está adaptándose y de cara a León, habrá que ver “las necesidades. El equipo funciona muy bien. Han sido muchísimas cosas las que ha vivido esta semana y hay que darle tiempo para aposentar todo, pero va cogiendo muy rápido los contenidos de trabajo, y si sigue en este ritmo, en poco tiempo va a poder darnos minutos de calidad”.

“Siempre hablamos de la rotación de los jugadores de ataque, pero no hablamos de la rotación de la defensa. Vamos a jugar muchísimos partidos y teníamos tres defensores centrales especialistas. Uno de ellos era Rudy (Seri), que es muy importante en el trabajo de ataque; otro es Paco Barthe, que siempre he dicho que la temporada pasada fui injusto con él porque merecía jugar más en ataque, pero era tan clave en defensa…; y luego está Thomas Tesoriere, por lo que son muchos partidos para tres defensores centrales”, ha descrito el técnico bidasotarra, para quien “tener un jugador más nos permite también que otros defensores no tengan que estar tanto tiempo, puedan atacar más o puedan dar más rotaciones. Ese descanso lo damos de atrás hacia adelante. Nos permitirá además entrenar con mucha calidad, porque pasamos de tener quince jugadores del primer equipo a tener dieciséis. Hemos añadido otro pilar más”.

Actos de Ficoba y Cuenca
Por último, Cuétara también ha sido preguntado por el comienzo de la semana, en el que el club presentó toda la estructura deportiva de esta temporada en Ficoba y en el que tanto él como Kauldi Odriozola participaron en la Gala Asobal de Cuenca. “La presentación fue muy bonita, acorde a los nuevos tiempos y en esa evolución continua ascendente que lleva el club seguimos dando pasos”, ha expresado Cuétara, que ha calificado como “muy positivo a nivel social, institucional, económico por todo lo que conlleva…”. Más aún, “a nosotros, como jugadores y entrenadores profesionales de esto, nos hace sentir importantes por estar en un acto y encima ser los grandes protagonistas del evento. Para nosotros también es importante, no solo a nivel de club”.

Al día siguiente, Cuétara y Kauldi recibieron en Cuenca los galardones a Mejor Entrenador y Mejor Extremo Derecho de la temporada 2018/2019, algo que “no es que no se consiga todos los días, ni todos los años, sino que muchas veces nunca en la vida. Kauldi y yo comentábamos la placa y ver los componentes de ese Siete Ideal y el entrenador daba vértigo porque hablamos de ciertos jugadores que luchan por seer los mejores del mundo en su puesto. Vernos reflejados ahí… El lunes miré el historial de los entrenadores que habían recibido el premio, muchos históricos, y, lo mismo, vértigo al ver toda esa lista. Verte ahí reflejado es un orgullo”.

Odriozola y Cuétara, galardonados en la Gala de Asobal

El extremo derecho del Bidasoa Irun Kauldi Odriozola y el entrenador bidasotarra, Jacobo Cuétara, recibieron esta tarde en Cuenca los galardones que les acreditan como Mejor Extremo Derecho y Mejor Entrenador de la temporada 2018/2019 en la Liga Asobal. En el caso del extremo zumaiarra, que ya recibió el premio al mejor debutante tras la temporada 2016/2017 y al mejor extremo derecho de la pasada temporada, repite distinción en el Siete Ideal con el 28,58% de los votos; mientras que en el caso del técnico asturiano, se ha impuesto con el 38,62% de los apoyos.

Kauldi Odriozola, tras recibir el premio al Mejor Extremo Derecho de la 2018/2019.

“Esto es gracias a mis compañeros de equipo, que hicimos una muy buena temporada. Para el año que viene, el objetivo es seguir haciéndolo bien”, reconoció Odriozola, que para la temporada que arranca este viernes, señaló que “ojalá que podamos conseguir lo que conseguimos el año pasado en la Liga Asobal y en la Velux EHF Champions League, a competir al máximo y a disfrutar de esta experiencia”.

El jugador zumaiarra puso en valor la afición de Artaleku en su intervención en la Gala Asobal: “El año pasado disfrutamos de un gran ambiente en Artaleku, pero desde que estoy jugando allí los fines de semana que jugamos en casa Artaleku se llena y eso nos anima mucho. Este año volvemos a jugar la Champions, la gente está muy ilusionada y esperamos que siga así”.

En el 25º aniversario de que Elgorriaga Bidasoa logró la Copa de Europa en Croacia, Odriozola reconoció que ha visto “la final contra Badel Zagreb, y era un equipazo con Nenad Perunicic, Tomas Svensson, Aitor Etxaburu… Este año va a estar complicado igualarlo, pero vamos a competir al máximo a ver hasta dónde llegamos”.

Jacobo Cuétara, tras recibir el premio al Mejor Entrenador de la 2018/2019.

Por su parte, el técnico bidasotarra, Jacobo Cuétara, recibió el galardón al Mejor Entrenador de la temporada 2018/2019. Tras agradecer un premio que es “un orgullo”, reconoció que el Bidasoa Irun afronta la nueva temporada “con toda la ilusión del mundo. Es un momento mágico para nosotros. La temporada pasada fue un sueño y ahora vamos a disfrutar de lo conseguido. Jugaremos la Velux EHF Champions League con la mayor ilusión para disfrutarla, pero siendo ambiciosos y a ver hasta dónde podemos llegar, poniéndonos a prueba, y queriendo consolidarnos entre los grandes luchando por esas plazas europeas en la Liga”.

Con Kauldi Odriozola y Jacobo Cuétara, el equipo irundarra se ha llevado la máxima distinción en dos de las cinco categorías en las que había conseguido nominación (mejor extremo derecho; mejor entrenador; mejor central, con Jon Azkue; mejor lateral derecho, con Rodrigo Salinas; y mejor defensor, por el que competían Paco Barthe y Thomas Tesoriere). Con estos dos premios, que la afición balonmanística votó entre el 13 y el 24 de junio, el Bidasoa Irun ha sido el segundo club más galardonado del Siete Ideal, por detrás de Barça y por delante de Abanca Ademar León, BM Benidorm y Liberbank Cuenca.

La gala, a la que en representación del club asistió también el directivo Asier Zubiria, se celebró la tarde de este martes en el Auditorio de Cuenca, ciudad que acoge este miércoles la final de la XXXIV Supercopa de España entre Liberbank Cuenca y Barça (20.00 horas, Gol).

Puesta de largo de una temporada especial

El C.D. Bidasoa presentó este lunes de manera oficial su estructura deportiva en una gala que congregó a más de 400 personas en Ficoba. «Va a ser un año tan ilusionante, como exigente», redondeó el presidente de la entidad, Gurutz Aginagalde, que fue el encargado de abrir una gala y un año especiales, que mirarán tanto al futuro como a lo que vivieron Irun, Gipuzkoa y Euskadi en abril de 1995. «Todos volvemos de vez en cuando a aquellos días, a ver otra vez el partido de ida de aquella final en Artaleku, o la vuelta en Croacia, pero además de disfrutar y rememorar aquello, esta temporada va a ser especialmente ilusionante por los retos que tenemos por delante».

Un año que el entrenador, Jacobo Cuétara, calificó de «muy bonito, de disfrutar lo que nos hemos ganado, pero también siendo competitivos». Ante la temporada que llega, el técnico apostó por que el Bidasoa Irun, «el equipo de moda», continúe con la línea de los últimos años y consiga consolidarse «como uno de los equipos grandes de la competición. Tenemos que mantenernos ahí». Con el primer equipo sobre el escenario, también se dio a conocer la nueva camiseta, diseñada por la irunesa Zebra Allboarders y conmemorativa del 25º aniversario de la Copa de Europa.

La gesta de 1995, que supuso la primera copa de Europa para un club vasco de cualquier modalidad, estuvo muy presente en el acto de presentación. Dos de los estandartes de aquel equipo que alcanzó la gloria en Zagreb se sumaron a la presentación de esta temporada: Nenad Perunicic y Tomas Svensson. Desde Belgrado, el actual seleccionador serbio felicitó «por este gran éxito, de lo que estoy muy satisfecho tras tantos años». «Estar arriba con el Barcelona no es fácil, es enorme», reconoció Perunicic, mientras que el que fuera guardameta chocolatero expresó que «ganar la Copa de Europa hace 25 años fue una de las mejores hazañas que tuve en mi carrera deportiva».

«La vida tiene sus coincidencias y hoy estoy en el SC Magdeburg. En la última copa europea del Bidasoa ganó aquí (semifinales de la Recopa de 1997), en esta ciudad, donde se respira la misma tradición de balonmano que se respira en Irun. Esto me encanta, como me encanta haber estado con vosotros», señaló el hoy entrenador de porteros. «El Bidasoa tiene hoy 13 equipos y eso significa que el club crece», señaló Svensson, que deseó suerte «para todo el club, para toda la ciudad, para que siga siendo lo que siempre ha sido: un gran club, con un corazón auténtico, del País Vasco y de Gipuzkoa».

Con la vista puesta en la temporada que está a punto de arrancar, el jugador de KS Vive Kielce Julen Aginagalde subrayó la importancia del acuerdo entre C.D. Bidasoa y Hondarribia Eskubaloia. Como jugador de ambos equipos que fue en el comienzo de su trayectoria deportiva, el pivote internacional animó a los actuales jugadores y jugadoras de la cantera a «seguir trabajando duro en el Bidasoa y en Hondarribia. Tuve la suerte de poder jugar en Hondarribia cuando empecé a entrenar con el primer equipo del Bidasoa, de tener minutos de juego importantísimos en esa base y seguir creciendo poco a poco pude para conseguir ciertos éxitos. Os animo a que sigáis trabajando a tope, porque vuestro momento llegará»,

Además de numeroso público, el acto de presentación contó con la presencia del presidente de honor, Beñardo García, los expresidentes José Ángel Sodupe, Javier Sesma, Emilio Visiers y Manolo López; patrocinadores y representantes institucionales. El primero en tomar la palabra fue el alcalde en funciones, Miguel Ángel Páez, que como tal y como socio del Bidasoa animó al club a «que sigan llevando con orgullo el nombre del Bidasoa y el de nuestra ciudad por allá donde vayan». «Hoy aficionados y equipos de muchos lugares europeos siguen teniendo a aquel equipo, a nuestro equipo y a nuestra iudad, en sus retinas como uno de los grandes del balonmano europeo. Este año volvemos y estoy seguro de que lo haremos a lo grande».

El diputado foral de Cultura, Cooperación, Juventud y Deportes, Denis Itxaso, reconoció que «el Bidasoa siempre ha sido un gran club, sobre todo en los años en los que peor se ha pasado y se ha conseguido mantener el estandarte del club a flote. Sois herederos de todo eso, de la Copa de Europa de hace 25 años, del descenso y de la vuelta a la máxima categoría, de una larga tradición balonmanista». Itxaso valoró que el acto de Ficoba «representa algo muy importante y que no siempre se hace: nada de esto sería posible si no hubiera un trabajo de base». En esta clave y al igual que hizo antes el alcalde en funciones, aplaudió la apuesta por el trabajo conjunto y la unificación que representa el acuerdo entre Bidasoa y Hondarribia Eskubaloia.

Con este acto que sirvió de puesta de largo de toda la estructura deportiva del club, el Bidasoa Irun arrancó la semana en la que el viernes en León comenzará de manera oficial la temporada.

«Con muchas ganas»

«Con muchas ganas». El nuevo jugador del Bidasoa Irun, Matheus Francisco da Silva, se ha mostrado ilusionado de llegar al equipo amarillo: «Cuando recibí la propuesta, fue una decisión fácil, porque el Bidasoa era un club de la Liga Asobal que yo seguía de pequeño. Siempre tuve el sueño de jugar en la Liga española y esa decisión fue fácil». El presidente irundarra, Gurutz Aginagalde, también ha reconocido estar «muy contento» con la incorporación del pivote brasileño, «poruqe es una apuesta de presente y futuro, un fichaje muy importante».

Tras su llegada a Gipuzkoa a última hora del domingo, Matheus Francisco da Silva ha sido presentado este mediodía en Artaleku, donde después ya se ha ejercitado con sus compañeros. «Es un jugador del que, a pesar de tener mucho futuro, esperamos un rendimiento próximo este mismo año. Por sus características destaca sobre todo en tareas defensivas, aunque también pueda jugar en ataque», ha explicado Aginagalde en la presentación, quien a preguntas de los periodistas ha subrayado la importancia de la faceta defensiva en el juego bidasotarra: «Todos los éxitos que vinieron el año pasado fueron desde la defensa y el Bidasoa históricamente siempre ha tenido unas defensas que handestacado sobre otras. Teniendo en cuenta además que en la primera vuelta vamos a tener diez partidos más de Champions de máxima exigencia, partidos los miércoles y los sábados, así que la presencia de Matheus va a ser muy importante. Estamos convencidos también de la importancia que de cara a futuro va a tener».

El propio presidente ha respondido cómo aunque el fichaje se haya cristalizado ahora, «se lleva trabajando tiempo, y desde el momento en el que sabíamos que iba a venir a falta de los últimos trámites burocráticos, ha estado en contacto con Jacobo (Cuétara), que le ha enviado los partidos de pretemporada, los ha comentado con él… Parte de cero, pero ya conoce el estilo de juego del club, cómo juegan sus compañeros, y por medio de Jacobo hemos adelantado ese trabajo».

El protagonista de la mañana, por su parte, ha reconocido que el Bidasoa estaba entre los equipos de la Liga Asobal que seguía de niño, lo que le ha facilitado la decisión de fichar por el club guipuzcoano: «Fue una decisión fácil, porque Bidasoa era un club de la Liga Asobal que yo seguía de pequeño. Siempre tuve el sueño de jugar en la Liga española y esa decisión fue fácil. Siempre he tenido ese sueño».

Estas últimas semanas también ha hablado con el guardameta amarillo Rangel Luan da Rosa, brasileño con quien ha compartido convocatorias internacionales, quien ya le ha contado «cosas buenas de la ciudad, de las competiciones, de los compañeros…». Más en un año en el que el Bidasoa Irun regresa a la Champions League: «Es algo muy grande. Además de en la Liga española podré jugar en una competición como la Champions, con lo que estoy muy feliz».

Cuestionado por sus capacidades, ha señalado que tiene «un carácter más defensivo. Ataco, pero mi diferencial es la defensa». «Miedo o preocupaciones no tengo, sino que tengo ganas de aprender», ha explicado el jugador, que ha reconocido que llega «a un equipo diferente y con un cuerpo técnico diferente con voluntad de aprender» en una temporada que está a punto de arrancar y que como ha reconocido, se presenta ilusionante.

Principio de acuerdo para la incorporación de Matheus Francisco

El Esporte Clube Pinheiros y el C.D. Bidasoa han alcanzado un principio de acuerdo para que Matheus Francisco da Silva (7 de febrero de 1998) se incorpore a la disciplina bidasotarra. El principio de acuerdo entre el jugador y el club irundarra es para las dos próximas temporadas y se formalizará una vez el jugador supere el reconocimiento médico.

El jugador, que mide 1,98 metros, pesa 99 kilos y es especialista en tareas defensivas, se proclamó el pasado año campeón de la Liga Nacional de Handebol Masculino, en la que EC Pinheiros derrotó en el partido decisivo de la Final Four al Handebol Taubaté, rival contra el que perdió la final del Campeonato Paulista 2018. Matheus Francisco participó a finales de julio con la selección brasileña en el Mundial Junior que se ha celebrado en España. En los siete partidos de la competición, en los que Brasil se clasificó en 12º lugar, marcó 13 goles.

Matheus Francisco, refuerzo para la defensa

Matheus Francisco da Silva, a su llegada a Irun.

Matheus Francisco da Silva nació el 7 de febrero de 1998 y sus inicios en el balonmano se sitúan en el Colégio Estadual Antonio da Silva de Río de Janeiro, y en 2014 fichó por el EC Pinheiros de Sao Paulo, con quien fue campeón nacional sub-16 y campeón panamericano de selecciones de la misma categoría. Unos éxitos que repetiría en los años venideros tanto con su club, uno de los más laureados de Brasil, como con su selección. En 2015, se proclamó campeón nacional sub-18 con su club, campeón panamericano de selecciones sub-19 y se clasificó en la octava posición del mundial juvenil. Dos años más tarde, fue campeón nacional con el equipo de máxima categoría, con quien también se proclamó vencedor del Panamericano de Clubes. Un año más tarde repitió el triunfo de club en Brasil y logró la tercera posición del Panamericano de clubes.

Esta última temporada se ha proclamado subcampeón del Panamericano por clubes y también por selecciones. Además, con el combinado nacional participó en el Mundial Junior que se celebró a finales de julio en Vigo y Pontevedra, donde Brasil, situada en el grupo C junto a Croacia, Portugal, Bahráin, Kosovo y Hungría, terminó clasificada en duocécima posición tras caer en el último choque ante Suecia. Matheus Francisco marcó 13 goles en siete partidos que disputó.

Matheus, “calidad extra” para la defensa
El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, se ha mostrado “muy contento” de poder contar con el internacional brasileño. “Es un grandísimo fichaje de cara a futuro por parte del club. Hablamos de un jugador que puede marcar diferencias a nivel defensivo, que es su principal virtud”, ha descrito Cuétara, quien considera que este jugador “nos puede aportar mucho en el presente”.

El entrenador bidasotarra ha explicado que Matheus Francisco “es un jugador principalmente defensivo, juega de pivote, puede atacar y tiene unas características antropométricas, con dos metros de altura y su juventud, que en el futuro pueden ser determinantes. Ahora tiene ya el nivel suficiente para aportar al equipo”.

Cuétara ha explicado cómo “siempre se habla de la rotación de los jugadores de ataque, en especial ese zurdo que seguimos buscando para poder equilibrar la plantilla”. En el caso bidasotarra, “tenemos tres zurdos para dos puestos en el primer equipo, y seguimos trabajando para encontrar algo que es muy complicado en el mercado, algo que muchos equipos de Champions no han encontrado”.

No obstante, la incorporación de Matheus Francisco “nos puede aportar esa rotación en defensa de la cual nadie habla, pero que también hace falta, porque vamos a jugar muchísimos partidos y nuestros defensores se van a desgastar”, ha valorado Cuétara, para quien de cara a la temporada que arrancará el viernes será “muy importante mantener fresca una defensa que es nuestra principal arma. Poder tener un jugador de esta calidad extra nos va a venir muy bien”.

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, valora la incorporación de Matheus Francisco da Silva.

«Bien preparados»

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, se ha mostrado «muy contento» de la pretemporada y del trabajo realizado al término del sexto y último amistoso ante Helvetia Anaitasuna. «Nuestro principal objetivo era llegar al nivel de conjunción y compenetración de la temporada pasada, y creo que lo hemos conseguido con creces», ha asegurado el técnico amarillo, que ha valorado tanto «el rendimiento competitivo del equipo como a nivel de contenidos».

A menos de una semana para el primer partido de la Liga Asobal en León (viernes 6 de septiembre, 20.30 horas, LaLigaSportsTV), Cuétara considera que el equipo se halla «a un nivel de conjunción similar al de la semana pasada. Lógicamente, nos falta el ritmo de competición que adquiriremos con los partidos, y creo que llegamos bien preparados para el comienzo».

Uno de los pequeños contratiempos han sido «las pequeñas lesiones que hemos tenido». A tenor de Cuétara, «han sido una lástima porque ciertos jugadores no han jugado todos los partidos, pero sí es verdad que han jugado el mínimo volumen para llegar de manera óptima al comienzo de la temporada».

Otra «nota positiva» que ha sumado Cuétara ha sido «la participación de los jóvenes tanto en entrenamientos como en partidos, lo que nos ha dado frescura para entrenar mejor, con más calidad y con más gente, y también nos ha permitido rotar más en los partidos».

1 3 4 5