«Es importante llegar bien al final»

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara.

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, consideró que una de las claves del partido de este sábado en Lisboa (18:30 horas; 19:30 horas en Gipuzkoa, ETB4 y Teledeporte) puede ser la de «llegar bien al final». Tras la victoria ante Liberbank Cuenca el miércoles llega un nuevo partido «muy complicado», en el que «tendremos que dosificar más los esuferzos y que todo el mundo aporte. Si todo el mundo aporta y rotamos, estaremos en partido».

Pese a la dificultad del choque, no es un partido cualquiera: es el encuentro número 100 en competición continental para el club guipuzcoano. «Para mí es un orgullo entrenar al Bidasoa y todo lo que sumemos, imaginad. Estar en Europa, jugar el partido 100, con toda la historia… y pasar a formar parte de la historia del club es un orgullo», aseguró Cuétara antes de partir a Lisboa con un cambio respecto a la convocatoria del miércoles, en la que entra Iñaki Cavero y sale Martin Santano. La plantilla parte con ganas: «Tener fe, ambición y creer en nosotros siempre es positivo, sabemos de la dificultad. Vamos superando pruebas, vamos superando tests cada vez más difíciles, e iremos a luchar para pasar a la siguiente fase».

Sobre el rival, explicó que «el jugador que puede asumir más protagonismo, sobre todo en los momentos importantes, es Carlos Ruesga, que nos conocemos muy bien, coincidimos en el Ademar varias temporadas… Es el jugador que asume en momentos importantes, pero hay jugadores con mucho peligro. Su primera línea son todo diestros, per es un equipo muy completo. Los extremos son buenísimos, los pivotes también… Es un equipo hecho para ganar títulos y que el año pasado llegó a octavos de final, jugaron contra el Veszpŕem. Eso define el potencial que tienen».

«Quizá la fisonomía de los jugadores, muy potentes, más que muy altos», puede recordar al último rival liguero, «con mucho músculo y acciones explosivas. Es similar a Liberbank Cuenca en el estilo defensivo y lo que nos ha servido para preparar un partido nos puede servir para el siguiente».

Tras la victoria en Eslovaquia en la primera jornada, Cuétara reconoció que ganar a domicilio «te da muchísimo aire. Son muy pocas jornadas, por lo que todo lo que sea sumar… La prsión la tienen ellos: vienen de perder en Suecia y juegna en casa, si no, pueden tener un problema. Nosotros tenemos que jugar con eso, sabemos que jugamos en casa del favorito, más las buenas sensaciones del día de Liberbank Cuenca, que nos deja con los deberes hechos en Liga, nos da tranquilidad para afrontar el partido con ambición y ganas, pero tranquilidad y calma».

«Vienen por detrás y no pueden permitirse un tropiezo en casa porque se les podría complicar la clasificación y les dejaríamos sin margen de maniobra», previó Cuétara, quien avisó de que esta realidad tiene una «doble lectura: pueden estar más intensos y motivados que nunca, pero si hacemos buen partido, pueden entrar en el nerviosismo de las oligaciones».

Tras las tres victorias en los tres primeros partidos, el entrenador guipuzcoano llamó a la tranquilidad a preguntas de los periodistas: «De momento estamos líderes, pero todo puede cambiar en una jornada. Hemos hablado de Rabotnik, que ha perdido tres partidos de un gol contra los tres primeros y dos de ellos, fuera de casa. En la segunda vuelta puede ser al revés y estaríamos hablando de otras circunstancias. Ganar en Finlandia no es fácil, los eslovacos pueden ganar a cualquiera, los normacedonios también… Puede cambiar la perspectiva en dos jornadas».

Tampoco pasó desapercibido en la comparecencia que más de 100 aficionados bidasotarras se van a desplazar a Lisboa: «Es bonito que la gente quiera aprovechar esta aventura europea para disfrutarla y hacerla suya. Ya no es un tema de que la afición vaya a un equipo que va ganando sino que se siente identificada con el equipo y orgullosa de que seamos su equipo,d e cómo luchamos y jugamos independientemente de los resultados. Eso nos da orgullo de que gasten su tiempo y dinero en compartir la aventura europea con nosotros».