En el último segundo (Fraikin BM. Granollers 30-29 Bidasoa-Irun)

Fraikin BM. Granollers 30: Almeida (14 paradas), Resina (3 goles), Bernatonis (2), García, Da Silva (3), Cabanas (5, 3 p.), Figueras (8) -siete inicial- Porras, Pérez (1), Ferrer, Cañellas, Vukasin, Reixach, Márquez (6), Tarrafeta (2).

Bidasoa-Irun 29: Zubiria (5 paradas), Vázquez (3), Renaud (1), Lancina (4), Muiña (1), Cavero, Serrano (5) -siete inicial- Ledo (6 paradas), Crowley (1), Aldaba (2), Nonó (6), Kauldi (3), Salinas (2), Popovic (1), Redondo.

Marcador cada 5 minutos: 1-4, 6-8, 8-7, 12-11, 16-14, 18-16 (descanso) 20-20, 23-22, 24-24, 26-26, 28-29 y 30-29.

Incidencias: Jornada 9. Palau D’Esports de Granollers. 400 espectadores

Árbitros: Fernández e Iniesta. Excluyeron al local Ferrer. A los visitantes Popovic y Redondo (2).

El Bidasoa-Irun perdió el viernes de la manera más cruel en Granollers, con un gol en el último segundo. Los de Jacobo Cuétara hicieron méritos desde el comienzo del choque para sumar algún punto pero acabaron sin premio un encuentro que acabó de la manera más cruel. Convencidos de poder sumar en el Palau, los bidasotarras consiguieron rápido las primeras ventajas importantes. Popovic antes de cumplirse el cinco, ponía el 1-4 en el electrónico.

Los irundarras llevaron la iniciativa en el electrónico hasta el 5-6 (min 10). Los locales iban a reaccionar y alcanzaban los dos goles de renta (14-12) cuando se cumplía el veinte. Mucha igualdad en una primera mitad que finalizó con dos goles de renta para el Fraikin (18-16).

El comienzo de la segunda mitad volvió a mostrar a un Bidasoa decidido que iba a igualar rápido el partido (18-18, min 2). Ninguno de los dos equipos pudo decantar el duelo a su favor en el segundo acto y llegaban los últimos diez minutos con tablas (26-26). Los locales iban a coger aire con tantos de Cabanas y Bernatonis, pero un parcial de 0-3 ponía por delante al Bidasoa por primera vez en toda la segunda mitad (28-29). Quedaban algo menos de cinco para el final.

En este tiempo el Bidasoa desperdició dos balones -el primero para ponerse dos arriba- que acabaron otorgando al Granollers la posibilidad de llevarse el partido en una última posesión. Alejandro Márquez encontraba a Figueras en el pivote y batía a Ledo en el último segundo.