El Bidasoa se impone en La Albericia (Sinfín 22-29 Bidasoa-Irun)

DS Auto Gomas Sinfín 22: Sánchez (8 paradas), Amarelle (6), Prieto (1), Paredes, Río (2), Herrero (4), Jorajuría -siete inicial-, Muñiz, Herrero, Pla, Blázquez (1), Postigo (4), Makaria (2 paradas), Calderón (2) y Ros (2).

Bidasoa-Irun 29: Dejanovic (16 paradas), Crowley (3 goles), Beltza, Nonó (4), Odriozola (5), Borragán (4), Popovic (3) -siete inicial-, Cavero, Vázquez (1), Martínez, Zubiria, Muiña (2), Basaric (1), Azkue (2) y Lancina (4).

Marcador cada 5 minutos: 2-2- 2-8, 5-9, 7-10, 8-13 y 10-15 (descanso); 12-16, 15-19, 17-22, 19-24, 21-26 y 22-29. (final)

Incidencias: Jornada número 17. La Albericia (Santander). 800 espectadores. Presencia de aficionados bidasotarras en las gradas.

Árbitros: Ballano Dueñas y Rodríguez Rodríguez. Excluyeron por parte del equipo local a Pla, Prieto y Jorajuría. Excluyeron por parte del equipo visitante a Vázquez, Beltza, Muiña, Azkue y Popovic.

FOTO: ARRATE MORALES

¡Menudo comienzo de segunda vuelta! El Bidasoa ha sido capaz de vencer en la tarde del sábado al BM. Sinfín en Santander por 22-29. Los de Jacobo Cuétara han sumado su segunda victoria consecutiva del 2017 en un encuentro dominado desde el comienzo por los irundarras. 4 puntos de 4 posibles en un inicio de año que coloca a los de Irun 7  por encima de los puestos de descenso en una cómoda octava posición. Los amarillos no ganaban lejos de Artaleku desde la jornada número 8 en Huesca.

El Bidasoa iba a dejar a su rival en 22 goles. El 6-0 defensivo iba a funcionar durante todo el partido y no iba a tardar en surtir efecto. Tras el 2-2 inicial (min 5), un parcial de 0-5 otorgaba a los irundarras la primera renta importante del choque (2-7, min 10) y obligaba al técnico local, Rodrigo Reñones, a solicitar tiempo muerto.

La ventaja bidasotarra no iba a bajar de los tres tantos en la primera mitad. El Sinfín reaccionaba (8-11, min 21) pero la portería de Dejanovic seguía siendo territorio casi inexpugable para los cántabros. Azkue y Kauldi volvían a poner 5 arriba al Bidasoa (8-13, min 25), renta con la que se iba a cerrar el primer acto. Con el reloj a cero, Dejanovic detenía una pena máxima y dejaba la ventaja en un esperanzador 10-15. Había que rematar en la segunda mitad.

Los irundarras iban a aguantar el arreón inicial de los santanderinos en la reanudación. Los locales iban a colocarse nuevamente a 3 tantos (17-20, min 12), pero Lancina, muy activo todo el choque, y Muiña, con un golazo, volvían a aplacar los animos de La Albericia (17-22, min 14).

Pocos sobresaltos en la recta final, en la que el Bidasoa siguió exhibiendo el buen nivel defensivo del todo el choque. Las ventajas nunca bajaron de los 4 tantos y los aficionados desplazados desde Irun pudieron disfrutar con un marcador que se amplió en los instantes finales con los tantos de Borragán, Crowley y Kauldi.