El Bidasoa se atasca y los puntos vuelan hacia Nava (25-29)

Bidasoa-Irun 25: Dejanovic (7 paradas), Cavero, Trkulja (2 goles), Vázquez (2 goles), Crowley (4), Zildzic (3) y Muiña -siete inicial- Zubiria (6 paradas), Iriarte (3), Gimeno (3), Jauregi, Fuentes (4) y Azkue (4)

Viveros Herol BM. Nava 29: Lamariano (16 paradas), López (1 gol), Virseda (4), Fernández (9), Villagrán (4),  Alberto García (1) e Ismael Villagrán (4) –siete inicial-, Gómez, Domínguez, Gamarra, Ajo (4), Camino (1), Ajo Martín, De la Hera y García (1).

Parcial cada 5 minutos: 0-2, 1-4, 3-7, 7-8, 9-11,10-13(descanso)  13-13,15-16,19-18, 22-21, 25,24, 25-29(final)

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de la División de Honor Plata disputado en Artaleku ante cerca de 1000 espectadores. En los prolegómenos del encuentro se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Juan José Díaz de Monasterioguren, tesorero de la Federación Vasca de Balonmano.

Árbitros: Portela Fernández y Rodríguez Mondelo. Excluyeron por parte del Bidasoa a Vázquez, Crowley, Fuentes –primera mitad-, Cavero, Zildzic y Gimeno -segunda mitad-. Excluyeron por parte del BM. Nava a Villagrán, García –primera mitad-, Domínguez, López, Fernández y García -segunda mitad-.

Parecía que los bidasotarras habían encarrilado un  partido que se había puesto complicado.  Los de Fernando Bolea comenzaban la segunda mitad enchufados y cambiaban la dinámica de un encuentro que había llegado 10-13 al descanso favorable a los de Nava. Un gol de Zildzic a poco más de 10 minutos (22-19) parecía allanar el camino hacia dos nuevos puntos, pero el desenlace no ha sido el esperado por Artaleku.

Los visitantes, con David Fernández a la cabeza, conseguían igualar el choque en el minuto 23 (24-24). Ander Iriarte ponía de nuevo por delante a los amarillos pero los últimos cinco minutos solo han tenido un color, el del Viveros Herol BM. Nava, que ha firmado un parcial de 0-5.

Una hora antes,  el conjunto de Álvaro Senovilla comenzaba dominando el choque. Un parcial de 0-3 dejaba inquieto al público de Artaleku. El 4-8, en el ecuador de la primera mitad, subía al electrónico la máxima ventaja del encuentro para los segovianos. Para entonces el Bidasoa había empezado a dar síntomas de mejora y el partido se había ido igualando. La conexión con Fuentes daba resultado y los irundarras reducían la ventaja a la mínima a falta de 4 minutos para enfilar vestuarios (10-11). Dos nuevos tantos de los visitantes ponían 3 abajo al Bidasoa antes de comenzar la segunda mitad (10-13).

Y el resto ya se lo hemos contado. El Bidasoa-Irun viajará el próximo sábado hasta Alcobendas para disputar el sábado (17.00) la jornada número doce.