El Bidasoa rompe su mala racha a lo grande (Bidasoa-Irun 31-28 Quabit Guadalajara)

31 – Bidasoa-Irun (14+17): Ledo, Aldaba, Kauldi (8), Renaud (4), Salinas (2), Popovic (1), Redondo -siete inicial-, Zubiria, Cavero, Vázquez (2), Crowley (1), Beltza, Nonó (3), Serrano (5), Muiña (2) y Lancina (3).

28 – Quabit Guadalajara (13+15): Hombrados, Mellado (4), Márquez (7, 2 p.), Vidal (1), Vigo (1), Moyá (3), García (5) -siete inicial-, Eceolaza, Parra (2), Benedito (1), Montoya (3, 2 p.), Sanz, Bozalongo, Fuentes y Vallés (1).

Marcador cada cinco minutos: 3-4, 5-5, 8-7, 9-10, 13-13, 14-13 (descanso); 18-14, 19-18, 21-21, 26-22, 28-25 y 31-28 (final)

Árbitros: Andrés Peñaranda y José Antonio Yagüe. Excluyeron a los locales Redondo (dos veces) y a los visitantes Márquez (dos veces),

Incidencias: 2.000 espectadores. Artaleku (Irun)

Decía Jacobo Cuétara en la previa del encuentro de esta tarde que su equipo siempre había respondido en los malos momentos. Hoy lo ha vuelto a hacer. El Bidasoa ha conseguido una victoria de muchos quilates ante un Quabit Guadalajara que llegaba a Irun sin conocer la derrota en los últimos nueve partidos.

Nadie iba a conseguir grandes ventajas en el primer acto. Salvo el 1-3 inicial (min 3), el electrónico se iba a mantener igualado en un primer cuarto de hora que iba a reflejar ventajas mínimas para los visitantes. Llegado el ecuador, Muiña iba a otorgar la primera ventaja bidasotarra del encuentro. Iba a ser el 8-7. Ninguno de los dos equipos iba a desequilibrar el duelo en la recta final y Kauldi, con un golazo sobre la bocina, hacía el 14-13. El Bidasoa estaba enchufado.

Poco iba a tener que ver la segunda parte con la primera. La defensa bidasotarra iba a ganar en intensidad y un 4-0 de parcial (19-14, min 35) obligaba al visitante César Montes a solicitar tiempo muerto. Las instrucciones del técnico alcarreño iban a surtir efecto y el Quabit empataba el choque en apenas diez minutos con un parcial de 2-7 (21-21, min 15).

Llegaba el momento de la verdad y los irundarras iban a responder con creces, endosando a su rival un parcial de 5-0 (26-21, min 19) que dejaba encarrilada la cuarta victoria de la temporada. Todavía hubo que contener el último cartucho del Guadalajara (27-25, min 22), pero dos tantos de Muiña y Serrano dejaban las cosas muy de cara a falta de cuatro minutos (29-25). Al final, un reparador 31-28.