El Bidasoa no falla en el Quijote Arena (28-29)

BM. Alarcos Ciudad Real 28: Villamarín, Herrero, Díaz, Espino (4), Fernández (1), De la Cruz, Candeleda (5), Serrano, Vidal (5), Sánchez (3), Rodríguez, Negrete (3), Díaz (2), Torres, Vázquez (4) y Granados (2).

Bidasoa-Irun 29: Dejanovic y Zubiria; Cavero, Vázquez, Martínez (1 gol), Crowley (4), Beltza, Portero (5), Villar, Odriozola (3), Muiña (11), Bezbradica (1), Mouriño, Davidovic (3) y Azkue (2).

Incidencias: Jornada 28. Quijote Arena (Ciudad Real). 600 espectadores.

Marcador cada 5 minutos: 2-2, 7-6, 11-8, 12-12, 15-14 y 16-17 (descanso); 18-19, 21-20, 23-22, 25-25, 27-28 y 29-30 (final).

Árbitros: Vinagre Vázquez y García Sánchez. Excluyeron por parte del Ciudad Real a Espino . Excluyeron por parte del Bidasoa a Martínez, Crowley y Beltza (Descalificado).

Encuentro lleno de emoción y alternativas el vivido por el Bidasoa ante el Alarcos Ciudad Real. Los de Fernando Bolea estaban obligados a ganar para mantener la ventaja de puntos con el tercer clasificado y los amarillos no fallaron.

Primera parte muy igualada en la que ninguno de los dos contendientes consiguió distanciarse en el marcador. Los irundarras gozaron de alguna renta mínima (5-6, min 9), pero fueron los manchegos los que disfrutaron de la ventaja más grande (11-8, min 15). Una renta preocupante, pero el Bidasoa se repuso en la recta final de la primera parte para alcanzar los vestuarios por delante (16-17). Muiña y Portero estaban destacando en la faceta anotadora.

El segundo acto puso a prueba la fiabilidad del Bidasoa. Los de Bolea saltaban mejor al parqué del Quijote Arena (17-19, min 2), pero los locales volteaban el electrónico y lo situaban en 23-20 cuando ya se habían cumplido más de 10 minutos. Igual que en los primeros treinta, los bidasotarras fueron capaces de remontar con un parcial de 0-3 (23-23, min 16), y se preparaban para acabar el partido mejor que su rival.

La última igualada del choque llegaba a falta de 10 para el final (26-26). Davidovic subía las tablas al marcador y el Bidasoa iba a pegar un apretón que le otorgaba la mayor ventaja del encuentro (27-30, min 27). Se había conseguido lo más difícil, pero el Ciudad Real iba a vender cara su derrota. Dos nuevos tantos del Alarcos apretaban el marcador (29-30). Los locales iban a disponer de la última posesión, pero los puntos iban a volar destino Irun. Dos puntazos de confianza para encarar la recta final.