El Bidasoa levanta una nueva Euskal Kopa

-17- Amenabar Zarautz: Berridi, Ander Atorrasagasti (2), Martínez (1, p.), Oihan Balenziaga (1), Olaizola (2), Josu Atorrasagasti, Goenaga -siete inicial- De Carlos (portero suplente), Aizpitarte, Iraeta (4), Etxaniz, Beristain, Amilibia (3), Zubeldia (2), Jiménez (2) y Aitor Atorrasagasti.

-23- Bidasoa-Irun: Zubiria, Cavero (4, 2 p.), Crowley (6, 2 p.), Kauldi (5), Serrano, Renaud (2), Lancina (1) -siete inicial- Rangel (portero suplente), Beltza, Aldaba, Nonó (2), Azkue (3), Redondo y Mancisidor.

Marcador cada cinco minutos: 2-0, 3-3, 3-6, 4-7, 6-11, 8-12 (descanso); 11-12, 13-13, 14-16, 16-18, 17-21 y 17-23.

Árbitros: Alvarez Mata y Elordui Elorrieta. Excluyeron por el Bidasoa-Irun a Redondo (dos veces), Beltza y Renaud y por el Amenabar Zarautz a Ander Atorrasagasti y Aitor Atorrasagasti.

Incidencias: Polideportivo Hondartza de Hondarribia. Final de la Euskal Kopa.

El Bidasoa-Irun ha cerrado este domingo en el Polideportivo Hondartza de Hondarribia la temporada levantando la Euskal Kopa. Lo ha hecho después de deshacerse en la final del Amenabar Zarautz 17-23, en un encuentro que se ha decidido en el último cuarto de hora.

Era el Amenabar el que comenzaba mandando en el marcador con un parcial de 3-0 de salida. Cuétara solicitaba tiempo muerto y los amarillos, hoy de azul, subían la intensidad de su defensa para endosar a su rival un parcial de 0-7. Al descanso, 8-12.

La vuelta de los vestuarios devolvió a la pista a un Amenabar Zarautz más acertado, que secaba el ataque bidasotarra y empataba el choque con un parcial de 4-0 (12-12). El duelo se mantuvo igualado hasta el 17-18, a falta de catorce minutos. En ese tiempo, los costeros no volvieron a marcar y el Bidasoa certificaba su victoria con un parcial de 0-5.