El Bidasoa comienza la segunda vuelta con victoria (Bidasoa-Irun 24-23 BM. Villa de Aranda)

Bidasoa-Irun 24: Dejanovic (12 paradas), Crowley (1 gol), Nonó (6), Odriozola (3), Borragán (4), Azkue, Popovic -siete inicial-, Cavero, Vázquez, Martínez (2), Beltza, Zubiria, Muiña (2), Basaric (3) y Lancina (3).

BM. Villa de Aranda 23: Ledo (11 paradas), Fernández (3 goles), Moscariello (4), Sánchez (1), Bonaventure (3), Nantes (5), Iker Antonio (2) -siete inicial-, Bojicic, Moyano (3), Montserrat, Solenta, Megías (2), Goncalves, Torres, Amérigo (5 paradas) y García.

Parcial cada cinco minutos: 3-1, 4-4, 6-8, 8-9, 10-10 y 11-11(descanso); 14-13, 16-16, 18-17, 19-19, 22-22 y 24-23 (final).

Incidencias: Artaleku (Irun). 16ª Jornada Liga Loterías Asobal. 1700 espectadores

Árbitros: Peñaranda Ortega y Yagüe Moros. Excluyeron por parte del Bidasoa-Irun a Martínez y Popovic . Excluyeron por parte del BM. Villa de Aranda a Moscariello.

Cristián Martínez, a falta de algo más de 30 segundos para el pitido final, ha decidido el duelo de la decimosexta jornada entre el Bidasoa-Irun y el BM. Villa de Aranda. Los de Jacobo Cuétara no han podido comenzar de mejor forma el 2017. Los dos puntos sumados hoy en Artaleku colocan al Bidasoa en novena posición con seis puntos de renta sobre el descenso. A destacar la vuelta a los terrenos de juego del irundarra Jon Vázquez, que ha disputado hoy sus primeros minutos durante la temporada.

Eduard Nonó iba a llevar el peso anotador del equipo en los primeros instantes. El ’10’ iba a conseguir anotar lo 3 primeros goles de los amarillos (3-1, min 5). El Bidasoa iba a comenzar mandando, haciéndose fuerte en defensa, pero el partido no iba a tardar demasiado en cambiar. El Villa de Aranda le iba a coger el pulso a Artaleku y, al contragolpe, conseguía voltear el electrónico cuando se cumplía el 11 (4-6). Jacobo solicitaba su primer tiempo muerto.

La máxima ventaja visitante iba a llegar con un tanto del irundarra Iker Antonio (6-9, min 16), pero el choque se iba a equilibrar antes del paso por vestuarios. Dejanovic aumentaba sus números cerrando su portería y el partido finalizaba con 11-11 al término de los primeros 30 minutos. El bosnio había sido capaz de detener dos penas máximas.

Pocos sobresaltos en la vuelta a la actividad. El Bidasoa conseguía dos goles de renta en los primeros minutos gracias a Kauldi y Nonó (13-11), pero el duelo se iba a mantener igualado hasta su desenlace. En ese tiempo, los irundarras marcharon por delante casi siempre en el marcador con rentas mínimas.

Hasta que se alcanzaron los minutos de la verdad. Con 23-23 en el marcador (min 27), Crowley por parte de los irundarras, y Fernández por parte de los arandinos, desperdiciaban la oportunidad de poner por delante a sus equipos. Quedaba algo más de un minuto y Cuétara solicitaba tiempo muerto para preparar una última ofensiva. Martínez, escorado y casi en posición de extremo iba a anotar el tanto de la victoria. El Villa de Aranda iba a tener dos opciones para equilibrar el choque, pero primero Pedja y después la defensa bidasotarra iban a certificar la primera victoria del 2017.