Duro golpe en Zamora (MMT Seguros Zamora 31-27 Bidasoa-Irun)

31-MMT-Seguros Zamora: Calle, Ceballos (2), Ábalos (1), Fernando, Silva (2), Calle, Cangiani (4), Prieto (1) -siete inicial- Peli (1), Octavio (9), Jortos (5), Maide, Luis Posado (p), Iñaki (2), Mouriño (3), Velázquez (1).

27-Bidasoa-Irun: Ledo, Vázquez, Nonó (2), Odriozola (5), Salinas, Popovic (3), Lancina (3) -siete inicial- Cavero (2), Crowley (2), Beltza, Zubiria, Serrano (5), Muiña, Renaud(5) y Redondo.

Marcador cada cinco minutos:1-2, 5-4, 7-5, 8-8, 12-9, 14-11 -descanso-, 16-12, 20-15, 23-17, 27-19, 29-23 y 31-27.

Incidencias: 11ª Jornada Liga Asobal. Polideportivo Ángel Nieto.

Árbitros: Martín Franco y Merino Mori. Excluyeron por parte local a Cangiani (2), Ceballos, Ábalos y Silva. Excluyeron por parte visitante a Cavero, Beltza, Odriozola y Popovic.

La undécima jornada no dejó noticias positivas para el Bidasoa-Irun. Los de Jacobo Cuétara viajaban hasta el Polideportivo Ángel Nieto con el objetivo de sumar dos puntos pero la realidad fue bien distinta.

El encuentro se iba a mantener equilibrado gran parte de los primeros treinta minutos pero sin buenas sensaciones en los bidasotarras, que no fueron capaces de aprovechar las inferioridades locales al comienzo. Los zamoranos dominaron con rentas mínimas hasta que en el minutos 23, con 11-9, las cosas se empezaron a torcer. El local Anderson ponía tres arriba a su equipo por primera vez en el choque (12-9, min 24) ante un Bidasoa que no terminó de carburar en ninguna de las dos áreas. El exbidasotarra Mouriño anotaba el último tanto de la primera mitad, 14-11, y hacía crecer la preocupación en los irundarras. Quedaban treinta minutos para cambiar la imagen y meterse en la lucha por los puntos.

Ninguna de las dos cosas llegó en la reanudación. Los tres goles de desventaja enseguida se convirtieron en cuatro (15-11, min 31), luego en cinco (17-12, min 35) y llegaron a alcanzar los ocho cuando se llevaban cumplidos veinte minutos (21-19). Los bidasotarras se estrellaban en ataque con el meta Calle y en defensa, a pesar de los cambios tácticos, no se daba con la tecla para para detener el ataque del MMT. Al final, 31-27.