«Dos puntos muy importantes»

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, comparece tras el triunfo ante Helvetia Anaitasuna. Foto:CDB.

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, ha valorado como “muy importantes” los dos puntos conseguidos en Pamplona ante Helvetia Anaitasuna. “Son nuestras finales para estar arriba, en los primeros puestos. Habrá una serie de partidos en la Liga en los que no estaremos cómodos pero hay que sacar los puntos como sea”, ha explicado el entrenador bidasotarra, que ha agradecido el “pundonor” que ha mostrado su plantilla.

Tras dar la “enhorabuena” a Helvetia Anaitasuna “por el partido que ha hecho, a un grandísimo nivel y que nos ha puesto las cosas cuesta arriba”, el técnico bidasotarra ha puesto en valor “el pundonor del equipo, creyendo y con sobreesfuerzos. Veníamos muy cansados y ha habido jugadores que tocados han dado un extra para poder sacar el partido adelante”.

Al detalle, Cuétara ha agradecido en concreto a “Kauldi Odriozola y a Rodrigo Salinas su sobreesfuerzo, porque tengo muchísimos zurdos muy buenos y hoy no he podido contar ni con Iñaki Cavero ni Donát Bartók, y además Kauldi estaba con molestias y lo hemos tenido que reservar al máximo, sin poder utilizarlo de lateral que nos hubiese venido muy bien, ni tampoco de avanzado de un 5:1, que nos podía haber venido muy bien”. En el caso del lateral chileno, “con el bocadillo en el muslo en la primera parte, en la segunda hemos intentado que defendiese el menor tiempo posible. Aun así, el pundonor de estar luchando hasta el final y el poder sacar dos puntos en una pista complicada”.

“Haber sacado dos puntos en un partido de nivel bajo nuestro, sin haber estado a nuestro nivel, es muy muy importante”, ha afirmado Cuétara, que sobre el partido ha desarrollado que “el mayor problema es que no nos hemos encontrado cómodos en defensa quitando el inicio del partido, donde estuvimos mal en ataque; y el final, donde estuvimos más cómodos. En el resto, hemos estado muy incómodos, y cuando estamos así, no estamos bien en el juego. Cuando hemos crecido en defensa en el último tramo, quizá porque hemos llegado más frescos, hemos estado más fluidos. Cuando vas remontando, van saliendo las cosas”.

La de La Catedral ha sido la tercera victoria de una semana que arrancó con la eliminatoria a partido único contra PAUC Handball y el triunfo inaugural en Cangas do Morrazo el martes. Una semana “tan frenética que el cuerpo técnico hemos dado sobreesfuerzo en la analítica sanguínea… Es duro (el ritmo), pero ahí estamos, para ser equipo grande hay que disputar muchos partidos, saber sacar provecho de los que juegas bien y disputar y sacar puntos e nlos que no salen bien las cosas o estás más cansado. Si queremos ser equipo grande, tenemos que ganar partidos como contra PAUC, pero también aquí contra Anaitasuna en la Liga Sacyr ASOBAL, donde todos plantean dificultades”.