Derrota por la mínima (Bidasoa-Irun 33-34 Liberbank C. Encantada)

Bidasoa-Irun 33: Dejanovic (10 paradas), Crowley (4 goles), Beltza, Nonó (6), Odriozola (12), Borragán (3), Lancina (3) -siete inicial-, Cavero (1), Vázquez, Martínez, Aldaba, Zubiria (1 parada), Serrano (2), Basaric (1), Azkue (1) y Popovic.

Liberbank Ciudad Encantada 34: Vial (8 paradas), Vainstein (6), Ariel (6), Ponciano (9), Nolasco (2), Perovic (4), Sergio López (6) -siete inicial-, Canyigueral, Mendoza, Hugo López, Vidal (1), Rafael López, Ramírez (9 paradas) y Nicolás López.

Marcador cada 5 minutos: 4-3, 7-6, 10-8, 12-9, 15-10, 18-13 (descanso), 19-17, 21-20, 23-24, 26-28, 30-31 y 33-34 (final).

Incidencias: Jornada número 27. Liga Loterías Asobal. Artaleku (Irun). 1600 espectadores.

Árbitros: Peñaranda Ortega y Yagüe Moros. Excluyeron por parte del Bidasoa-Irun a Beltza, Odriozola (2) y Borragán. Excluyeron por parte del Liberbank Ciudad Encantada a Mendoza, Vidal, Nolasco y Sergio López.

El Bidasoa ha encadenado su cuarta derrota consecutiva en liga. Lo ha hecho por la mínima ante un Liberbank Ciudad Encantada que ha reaccionado en la segunda mitad para llevarse los dos puntos de Artaleku. Los de Irun tendrán que seguir esperando para certificar su presencia en la próxima Asobal.

Buena primera mitad del Bidasoa. Dejanovic y Kauldi comenzaban entonados el encuentro y los amarillos disponían pronto de las primeras ventajas. El zumaiarra, con 12 tantos, iba a ser protagonista del encuentro. Un tanto suyo subía el 10-7 favorable a los de casa antes de cumplirse el 14.

Los de Cuétara iban a alcanzar la máxima renta del encuentro con un tanto de penalti transformado por Crowley (16-10, min 26). El Bidasoa estaba encontrando soluciones en ataque y el primer acto culminaba con 18-13 favorable a los de Irun.

Ventaja dilapidada

Un 0-3 de salida favorable a los visitantes aplacaba los ánimos de un Artaleku que había disfrutado con los suyos en la primera mitad. Un tanto a puerta vacía del visitante Sergio López igualaba el choque antes de cumplirse el 8 (20-20). Ciudad Encantada no se detenía ahí y conseguía su máxima ventaja con un tanto de Ponciano (23-25, min 15), el mejor de su equipo.

Los dos tantos de ventaja favorables a los conquenses volvían 5 minutos después (25-27) pero el Bidasoa reaccionaba y equilibraba el duelo. Borragán ponía una nueva igualada en el electrónico a falta de poco más de 3 minutos (30-30). El partido había entrado en un toma y daca que se iba a resolver favorable a los hombres de negro.

El noveno tanto de Ponciano ponía por delante al Liberbank (33-34). Quedaban menos de dos minutos y el Bidasoa buscaba la igualada en inferioridad por la exclusión de Beltza. Los irundarras perdían la posesión pero la madera repelía el contragolpe de los visitantes. El último balón iba a corresponder a los de casa, pero Nonó no conseguía disparar con claridad y el disparo se marchaba desviado.