Bidasoak sufritu egin du Academia Octavio borrokalari baten aurrean (30-29)

Bidasoa-Irun 30: Dejanovic (11 paradas), Cavero, Trkulja (3 goles), Crowley (5), Revin, Muiña (3), Azkue (8) –siete inicial-, Zubiria (1 parada), Vázquez, Iriarte, Zildzic (4), Gimeno (5), Jauregi y Fuentes (2)

Academia Octavio 29: García (12 paradas), Méndez (2 goles), Hermida (4), Córcera (1), Sedano (8), Silva (10), Queiros (2) –siete inicial- Salazar (1), Conde, Quintas (1), Veiga, Batán, León,  y Figueirido

Parciales cada cinco minutos: 3-1, 5-5, 8-8, 12-10 y 13-12 (descanso). 18-15, 20-16, 22-18, 24-23, 28-27 y 30-29.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la División de Honor Plata disputado en Artaleku ante cerca de 1000 espectadores. En los prolegómenos del encuentro se rindió homenaje a la trainera de Hondarribía por el título conseguido en la Liga San Miguel ACT.

Árbitros: Gutiérrez Quintano y Elordui Elorrieta.

El Bidasoa-Irun ha sumado esta tarde su tercera victoria de la temporada. Sufrida, pero victoria al fin y al cabo, que es lo que cuenta. Los de Fernando Bolea han vencido 30-29 a la Academia Octavio en un encuentro en el que ambos conjuntos han dejado las hostilidades para la segunda mitad.

Los primeros treinta minutos han sido un intercambio de golpes. A pesar del 2-0 inicial, pronto se ha visto en Artaleku que el equipo gallego tenía potencial para poner las cosas muy difíciles. Los amarillos han mandado casi siempre en el marcador en una primera mitad en la que la renta de los locales nunca superó los dos goles. La única ventaja de los pontevedreses se producía con un gol de  Silva -el mejor de su equipo- poco antes del 14. Azkue, Crowley, y Zildzic, llevaban el peso del ataque bidasotarra.

La segunda mitad comenzaba con un gol de visitante Queiros que ponía las tablas en el electrónico de Artaleku (14-14). Ha sido la antesala a los mejores minutos del Bidasoa. Los irundarras han subido la intensidad de su 6-0 defensivo y  Muiña, Gimeno y Trulja han empezado a engrosar sus estadísticas. El Bidasoa se mostraba lúcido en ataque y aprovechaba el inicio del segundo acto para conseguir la mayor renta del encuentro (22-16, min 11).

Los bidasotarras han seguido manteniendo rentas interesantes (24-21, min 18) hasta poco antes de los últimos 10 minutos del encuentro. Para entonces, el choque ya se había convertido en un carrusel de exclusiones con innumerables inferioridades para unos y otros.

En la recta final, el conjunto de Javier Fernández ha reducido la ventaja bidasotarra a la mínima. Los nervios y las precipitaciones han aparecido en los dos conjuntos, pero la victoria se ha quedado en Irun. Artaleku se hace fuerte.

Leave a Reply