Bidasoa txapeldun!

Bidasoa-Irun 26: Dejanovic; Trkulja (3), Crowley (4,2p), Iriarte (5), Muiña (1), Azkue (6,2p) –equipo inicial- Zubiría, Cavero (1), Vázquez (1), Revin (1), Penón (2), Zildzic (1), Alzaga (1). En los penaltys marcaron: Muiña, Crowley, Revin, Gimeno y Azkue.

Amenabar ZKE 26: Labairu; Urbieta, E.Balenziaga (1), David Agirrezabalaga (9, 5p), Agirregomezkorta, Iraeta (3), Ondarra (8) –equipo inicial- Julen de Carlos, Atorrasagasti, Gárate (2), Bujanda (1), Etxaniz (2), Beristain.
En los penaltys acertaron: D. Agirrezabalaga, Balenziaga e Iraeta.

Árbitros: C. Gude y J. Álvarez (Comité Vasco). Exclusiones de Crowley, Zildzic (2) y Gimeno por el Bidasoa-Irun. Bujanda, Iraeta, Agirregomezkorta por el Amenabar ZKE.  Atorrasagasti fue descalificado (22´).

Marcador cada 5 minutos: 3-2, 6-5, 7-7, 10-9, 11-10, 12-12 (descanso; 15-14, 18-15, 19-17, 21-20, 24-23, 26-26 (final).

Penaltis: 5-3

Muiña, Crowley, Revin, Gimeno y Azkue han sido los goleadores bidasotarras de la tanda de penaltis que ha determinado al campeón de la Euskal Kopa de este año. El Bidasoa-Irun se ha proclamado vencedor de la final disputada ante el Amenabar Zarautz en Artaleku, en un encuentro igualadísimo que ha tenido que decidirse desde los siete metros.

Algunos minutos antes, el Bidasoa-Irun desperdiciaba una ventaja que parecía que iba a darle el título. El conjunto de Fernando Bolea ha sufrido en la primera mitad ante un combatido Amenabar (12-12 al descanso), pero los bidasotarras han iniciado más acertados la segunda mitad y pronto han dispuesto de las primeras rentas importantes. La mayor, en el minuto 48 (21-17).

Artaleku empezaba a ver cerca la victoria pero los zarauztarras no han bajado los brazos. La ventaja amarilla ha ido menguando y el electrónico ha reflejado  tablas a poco más de 3 minutos para la finalización (24-24). El tiempo suficiente para que los irundarras volviesen a malgastar dos goles de renta (26-24, min 28:50), y Edgar Penón haya tenido en sus manos la oportunidad de volver a poner por delante a los suyos.

Y el final ya se lo hemos contado. El Bidasoa acertaba en todos sus lanzamientos, mientras que por parte zarauztarra sólo Agirrezabalaga, Balenziaga e Iraeta eran capaces de anotar. El broche al gran día del Bidasoa lo ponía el lesionado Pedro Fuentes, al que Asier Zubiria le ha cedido el testigo a la hora de levantar la copa. Ha costado, pero el Bidasoa los puede decir bien alto. ¡Campeones de la Euskal Kopa! Zorionak bidasotar guztioi!