«A centrarnos en ser cada vez mejores»

El entrenador del Bidasoa Irun, Jacobo Cuétara, abogó por centrar la atención “en el siguiente partido y en volver a ser cada vez mejores” tras la derrota este miércoles en la reanudación liguera. “Analizando lo nuestro y quitando la victoria de Abanca Ademar León, con un partido bien preparado y bien trabajado, esto no tiene muchos secretos: nosotros trabajamos muchísimo y muy duro para llegar al nivel que llegamos en muchos momentos de la temporada, es un nivel que no baja del cielo. Si quitamos ese trabajo, que es nuestro sustento, no podemos dar nuestro nivel”.

“Ha habido jugadores que no han existido en el partido, pero no les puedo decir nada, porque hemos entrenado semana y media en el último mes y medio”, explicó Cuétara, que reconoció que “es complicado estar en partido cuando estás sin entrenar. Lo sabíamos y hemos intentado compenetrarnos al máximo posible en los últimos cinco días para dar el máximo nivel que podamos en casa con el apoyo de la afición, que nos ha animado muchísimo, para intentar ganar a un gran equipo, pero no hemos llegado”.

Cuétara explicó que más que las ausencias es el estado de los jugadores disponibles: “Con más ausencias hemos sido muchas veces competitivos. El tema no es tener un mayor número de gente, sino que los que estén, estén bien. En el balonmano hay una cosa muy clara: no es tener jugadores sanos, es que hayan entrenado y estén a un grandísimo nivel. En nuestro caso han llegado todos a jugar el partido aunque sea con molestias menos los que claramente no podían estar. Da igual que estén en el campo, es que no tienen su máximo nivel porque no han entrenado. En balonmano hay que entrenar al máximo. Si no lo conseguimos, es muy difícil. Por esto era un partido que era complicado de salvar y no lo hemos salvado”.

El técnico amarillo lo había explicado en la previa del choque: “No es solo un tema de los que están fuera, porque al menos están entrenando y compitiendo, sino que los que hemos estado aquí no hemos estado entrenando y muchos, ni compitiendo. De repente, una gran batalla contra Abanca Ademar León, pues no estamos preparados, es una realidad. Era el primer partido y a partir de aquí iremos cogiendo más ritmo y empezaremos a volver a ser nosotros, espero, con el paso de las semanas y los partidos”.

“Tenemos que seguir trabajando en la línea que tenemos, la que nos ha dado el éxito, y la reflexión es clara: tenemos que trabajar para ganar, pero no puedo achacar nada a jugadores cuando hemos entrenado semana y media, repito”, dijo, al tiempo que subrayó que “todos tenemos que ser conscientes de que damos un grandísimo nivel porque baje del cielo ni porque todos parezcamos buenisísimos cuando ganamos, sino porque por detrás hay muchísimo trabajo para cohesionarnos y crecer como profesionales. Necesitamos ese trabajo, el sustento que nos da las victorias”.

“Recuperar cuanto antes el juego colectivo”
Junto a Cuétara compareció el capitán, Iker Serrano, que reconoció que el equipo llega de una pretemporada “muy complicada y es muy difícil presentarte en una guerra casi con tirachinas, sin quitarle mérito a ellos. Parecía que enfrente estaba el propio Bidasoa Irun, que nos han obligado a muchos fallos más los que hemos cometido nosotros no forzados, que han sido muchos. Es así de simple. Ellos lo han preparado bien, nosotros no hemos llegado bien, tenemos que mirarnos, ser conscientes de que hemos perdido un poco nuestras señas de identidad porque hemos estado desperdigados durante dos meses y cuanto antes tenemos que recuperar ese juego colectivo y esa ambición por defender”.