El líder no perdona en Artaleku (24-29)

Bidasoa-Irun 24: Dejanovic (16 paradas) y Zubiria; Cavero (1), Vázquez, Villar, Portero (2), Odriozola (6), Muiña, Mouriño (3), Martínez (1), Davidovic (2), Crowley (7), Bezbradica, Azkue (2) y Beltza.

Atlético Valladolid Recoletas 29: Díaz, Camino (2), De La Rubia (3), Delgado, Fernández (6), Grossi, Hernández (9), Källman (2), Kramarz (1), Lorasque (4), Daniel (1), Roberto, Turrado, Viscovich (1) y Gómez.

Marcador cada 5 minutos: 1-3, 5-7, 8-8, 10-11, 12-13 y 13-15 (descanso); 14-16, 14-17, 15-20, 17-23, 21-25 y 24-29 (final)

Incidencias: Jornada 29. Artaleku (Irun). 1500 espectadores.

Árbitros: Muñoz Díaz y Posada González. Excluyeron por parte del Bidasoa-Irun a Beltza (Ex), Martínez (Ex) y Portero (1) . Excluyeron por parte del Atlético Valladolid a Grossi (2), Källman (2) y Viscovich (1).

No ha podido el Bidasoa-Irun con el líder en un Artaleku que ha presentado un gran aspecto. El Atlético Valladolid podía confirmar su presencia en Asobal la próxima temporada y no ha tardado demasiado en coger la iniciativa. Un parcial de 0-3 culminado por Hernández otorgaba a los visitantes la primera ventaja significativa cuando se cumplía el 8 (3-6). El Bidasoa encajaba bien el golpe y con un Kauldi muy activo en en los primeros minutos reducía la ventaja a la mínima (5-6, min 9). El choque se había equilibrado y Crowley ponía las tablas antes del ecuador (8-8).

A continuación han llegado los mejores momentos de los irundarras, aunque la alegría no ha durado demasiado. Los de Bolea han conseguido ponerse por delante por primera vez en el encuentro (12-11, min 23), pero en la recta final, teniendo que lidiar con una doble inferioridad, los amarillos han vuelto a ceder la iniciativa y los de Pucela se han ido al descanso 2 arriba (13-15).

Pocas opciones en la segunda mitad

El segundo acto no ha dejado noticias positivas para los de Irun. El Valladolid saltaba mejor al parqué de Artaleku y conseguía aumentar su renta (14-18, min 10). En ese tiempo los irundarras anotaban un único tanto. En los siguientes minutos la producción ofensiva de los amarillos no ha subido demasiado y los vallisoletanos obtenían la máxima renta del encuentro (16-22, min 17).

De ahí hasta el final el Bidasoa lo ha seguido intentando pero la renta de los morados no ha bajado de los 4 tantos (21-25, min 25). El 24-29 final deja al Atlético Valladolid en Asobal y al Bidasoa-Irun tercero a falta de una jornada. Nuestra enhorabuena a los de Pucela por el ascenso.